Un nuevo paso más adelante en la lucha por la dignidad de los trabajadores del campo de Cádiz

La patronal agraria acepta por fin aplicar el SMI a las tablas salariales de los años 2020-2021, tal y como venía reclamando UGT FICA

210204 SMI campo CadizLa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT dio ayer un nuevo paso adelante en la lucha por dignificar los intereses de los más de 8.000 trabajadores del campo de la provincia de Cádiz.

A pesar de que la patronal agraria de la provincia, ASAJA Cádiz, ha venido oponiéndose en distintas reuniones a la modificación de las tablas salariales de los años 2020-2021, la presentación de un conflicto colectivo por parte de UGT FICA para solucionar la situación anómala que viven los trabajadores y trabajadoras del campo de la provincia de Cádiz, ha sido el detonante para que la patronal aceptara finalmente ayer la reclamación que veníamos exigiendo desde el año 2020.

De esta forma, los trabajadores agrarios percibirán los 950 euros aprobados por el Real Decreto 231/2020 que fijó el Salario Mínimo Interprofesional, no pudiendo percibir ningún trabajador al día menos de 47,71 euros al día en jornadas de 6,5 horas y 39 horas semanales.

Con la publicación del acuerdo en el BOP de la provincia de Cádiz, los trabajadores y trabajadoras pueden solicitar a las empresas el abono de salarios dejados de percibir desde el día 01/01/2020 hasta la fecha, ya que este acuerdo tiene carácter retroactivo.

El responsable sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola de UGT FICA, Emilio Terrón, valora el acuerdo alcanzado y advierte que “no vamos a parar hasta conseguir que a todos los trabajadores/as del campo se les abonen los salarios con la aplicación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)”. Además, Terrón hace un llamamiento a la Administración para que haga cumplir el Real Decreto. “No podemos aceptar que en España existan trabajadores de primera y de segunda”, insiste y recuerda que también en este último año, en un contexto marcado por la pandemia, “los trabajadores han estado en primera línea de batalla para que a nadie le faltara comida en su mesa”.