La denuncia de una delegada de UGT FICA Melilla contra IVESUR-ITV consigue una sentencia pionera en el sector privado

El Tribunal declara la nulidad de las vacaciones en el Estado de Alarma aprobadas por la empresa del 30 de marzo al 5 de abril y declara el derecho de la delegada a disfrutar de su periodo vacacional en diciembre

 

 

201111 sentencia Ivesur"El Juzgado de lo Social nº 1 de Melilla se ha convertido en referente nacional de derechos al dar la razón a la delegada de UGT FICA Eva María Romera contra los atropellos cometidos por la empresa IVESUR-ITV MELILLA, S.A.U.", afirma el secretario general de UGT FICA Melilla, Abderramán El Fahsi El Mokhtar.

La sentencia establece en sus fundamentos de dererecho que “habiendo de concluirse, en consecuencia, que si las vacaciones coinciden con un periodo de confinamiento, el trabajador afectado, debe conservar su derecho a disfrutar vacaciones en un tiempo posterior”. Por ello, el fallo estima la demanda de la delegada DE UGT FICA CONTRA IVESUR MELILLA S.A.U. y "previa declaración de nulidad de las vacaciones aprobadas por la empresa del 30 de marzo al 5 de abril de 2020, declaro el derecho de la actora a disfrutar su periodo vacacional correspondiente al ejercicio 2020 del 9 al 15 de diciembre del año en curso, de conformidad con lo expuesto en el fundamento de derecho segundo de la presente”. 

El secretario general de UGT FICA Melilla, Abderramán El Fahsi El Mokhtar señala además que “contra la presente resolución no cabe interponer recurso alguno" de conformidad con lo dispuesto en el articulo 126 de la LRJS. 

En los Fundamentos de Derecho, el Juez Titular detalla que "compartiéndose en esencia los pronunciamientos recaídos en la sentencia de instancia invocada como instructa sobre la cuestión nuclear en cuanto a que la pandemia del COVID 19 reviste la consideración de supuesto de fuerza mayor en su condición de acontecimiento imprevisto e inevitable, aunque hubiera sido posible su previsión. Resultando que por primera vez en los últimos 100 años se ha generado una pandemia provocada por el virus COVID 19, origen del Estado de Alarma decretado por el Gobierno de la Nación” 

Además, manifiesta que “tal situación tiene su incidencia en el derecho a las vacaciones de la actora, que tenía autorizada sus vacaciones en pleno periodo de confinamiento, en aplicación analógica del supuesto contemplado en el articulo 38.3 del Estatuto de los Trabajadores en cuanto al trabajador que inicia situación de IT (antes o después de su disfrute de periodo vacacional) conserva su derecho a disfrutar sus vacaciones. Resultando que, al verse afectada la trabajadora por una causa de fuerza mayor que condiciona de modo directo sus vacaciones, se considera por lo expuesto, ha de conservar su derecho a disfrutar las mismas”. 

La satisfacción en la Federación de UGT FICA tanto a nivel de la Ciudad Autónoma como Estatal ha sido mayúscula, dado que se trata de una victoria judicial muy importante para con nuestra delegada, que está siendo víctima de acoso, discriminación y fraude de ley por parte de la empresa IVESUR, insiste el secretario general de UGT-FICA Melilla. 

Abderraman El Fahsi ha recordado un artículo de opinión en esta línea del responsable nacional de ITV de UGT FICA, Rogelio Luis Mena Segura, fechado el pasado 29 de abril en el que señalaba: “el disfrute de vacaciones como derecho irrenunciable e indisponible, como protección de la salud y seguridad y como recuperación de la fatiga (física y mental) que provoca el trabajo y ahora también el confinamiento, el favorecimiento de las relaciones familiares y sociales fuera de la vivienda, el ocio, la restauración los viajes, el turismo y/o el descanso, debe ser donde uno decida sin obligación”. 

Según Mena “ninguna situación de excepcionalidad puede justificar la conculcación de derechos y erosionar la salud de los empleados (presente o futura) y ello, por ningún interés de empresa y/o Grupo”, ha insistido El Fahsi.

Admás, el responsable nacional de ITV señalaba que “El disfrute de las vacaciones anuales retribuidas son uno de nuestros derechos sociales, constituyen una conquista de los trabajadores, reconocida por la Constitución, por los tratados internacionales y por toda la negociación colectiva, en la que no podemos retroceder”. 

Abderramán El Fahsi El Mokhtar concluye que con esta sentencia, "Melilla recoge lo mejor del estado social y de derecho Español y de la normativa laboral Europea más avanzada".