UGT FICA exige al Gobierno que intervenga ya la planta de Alcoa en San Ciprián

El secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, rechaza el despido de los 534 trabajadores de Alcoa San Ciprián y advierte que el sindicato no va a permitir este atropello cuando hay un comprador y un proyecto de futuro

200721 alcoa1La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT exige al Gobierno que aparque las negociaciones que estaba manteniendo para facilitar un proyecto de futuro para Alcoa San Ciprián e intervenga ya la planta aluminera, tras conocer la decisión de la Dirección de Alcoa de proceder al despido de sus 534 trabajadores.

El secretario general de UGT FICA, Pedro hojas, que ha conocido la noticia de los despidos en Logroño cuando intervenía en el 12º Congreso de UGT FICA La Rioja, ha advertido que UGT no va a permitir este atropello perpetrado por la Dirección de Alcoa justo cuando se estaba negociando con un comprador un proyecto de futuro para la planta de San Ciprián. "Entendemos que una empresa quiera marchase de España, pero no vamos a consentir que, cuando se está negociando la continuidad de la planta con un comprador, Alcoa decida cerrar unilateralmente, dejar en la calle a más de quinientos trabajadores y trabajadoras, y acabar así con un posible competidor".

"No quieren vender”, ha lamentado, “lo único que pretenden es cerrar la planta y eliminar competencia, a pesar de que las distintas administraciones se han volcado desde el primero momento en buscar soluciones para mantener el proyecto industrial y el empleo de la comarca".

Pedro Hojas ha advertido que desde UGT FICA "no se lo vamos a permitir, vamos a pelear por defender un sector estratégico para nuestro país como es el aluminio primario" y ha exigido al Gobierno que "haga lo que sea necesario y con las herramientas legales que tiene para salvar el sector y que nuestro país pierda un sector fundamental para nuestra industria". "Pedimos al Gobierno de España que tome ya la decisión de intervenir la planta de Alcoa en San Ciprián".

Finalmente ha denunciado, además, que la reforma laboral permita casos como el despido de 534 trabajadores porque no requieren la autorización administrativa previa a la adopción de cualquier decisión traumática, de forma que las administraciones han perdido la capacidad de decidir. "El Gobierno tienen que derogar ya la reforma laboral para acabar, entre otras cosas, con la impunidad con la que actúan empresas como Alcoa", ha concluido.