Imprimir

Los trabajadores de CEPSA manifiestan su descontento

“Encuesta Towers-Watson del clima y compromiso"

200621 cepsaUGT FICA ha venido denunciando ante la Dirección de la Compañía la gestión poco adecuada de las relaciones laborales y el descontento de los trabajadores con la misma. Recientemente, la Dirección encomendó a Towers-Watson la realización de una encuesta de clima y compromiso cuyos resultados han sido informados a la representación de los trabajadores. Los resultados constatan la desafección, que se pone de manifiesto, por una parte importante de la plantilla con la gestión de la Dirección.

Esto confirma lo que venimos anunciando desde nuestra organización desde hace años, en el sentido que no se cuenta con la plantilla a la hora de tomar decisiones de calado que la afecten, o no se informa a la misma como es legítimo hacerlo a través de la Representación de los Trabajadores, o ambas cosas a la vez.  
Este método de interlocución mínima y a cuentagotas, es entendido por la Dirección como la estrategia más eficiente para alcanzar sus objetivos, que, son invariablemente ocultados a los trabajadores hasta ultimísima hora en el mejor de los casos, y en alguna ocasión, tratando de implicar a nuestra organización de forma  fugaz y atropellada para conseguir su complacencia a cambio de promesas de un futuro mejor para la plantilla que nunca llega, “Futuro, versus “señuelo”, y en el que una parte importante de los trabajadores ya no cree, como denotan los resultados de la encuesta. 

La encuesta evidencia que un altísimo número de profesionales estima, con más ahínco si cabe que anteriormente, que no hay una dirección clara de cara al futuro, pero hasta el momento, esta percepción no parece haberla abordado la Dirección, empeñada en no contar para nada con los trabajadores, negando las evidencias y aplicando él “no sabe/no contesta”, como norma fundamental de una interlocución “hueca”.

Un número muy elevado de trabajadores no cree en las metas y objetivos de la empresa, la Dirección acomete innumerables cambios organizativos “top secret” que pacientemente esperan resignados viernes tras viernes, y la plantilla lanza su mensaje de rechazo en este apartado.

En cuanto al desarrollo profesional, los trabajadores se han manifestado claramente. Si se realizan encuestas que evidencian estas deviaciones, deben cambiarse actitudes con un plan adecuado y la participación de los Representantes de los Trabajadores, la deriva en la aplicación de la dinámica de “más responsabilidades por la misma retribución”, ya no es viable.

Digno de mención es este apartado de la retribución salarial que reciben los profesionales de la Compañía, tras la negociación de un convenio colectivo de mínimos que compensó y/o absorbió complementos personales que en otra hora se justificaban desde la Compañía como garantías, (convenio que UGT FICA no firmó), los innumerables recortes en personal, eufemísticamente nombrados como “puestos amortizables”, la sobrecarga de trabajo, y las mermas en derechos laborales, es obvio el descontento de los trabajadores y su clarísima percepción que la empresa no retribuye adecuadamente, ni hace lo suficiente para retener a los empleados de mayor talento. 

En cuestiones como conciliación, condiciones ambientales, seguridad y salud, la encuesta manifiesta una apreciación positiva de los trabajadores y esto no requiere nada más que continuar con las acciones que actualmente funcionan. Por otra parte, existe un alto número de trabajadores que forman un colectivo de “quemados” o apáticos, esta situación requiere un exhaustivo y riguroso análisis.

Sin duda, la visión de la situación en la Compañía por parte de los trabajadores es diametralmente opuesta a la de sus gestores en cuanto al futuro de la Compañía y el laboral, todo ello por la considerable falta de confianza en la eficacia de las decisiones tomadas hasta el momento.

UGT FICA entiende que los resultados de la encuesta deben ser objeto de un minucioso análisis y estudio por los mensajes tan claros que arrojan los trabajadores sobre la enorme brecha que se ha abierto entre la Dirección y el resto de trabajadores.