UGT FICA muestra su satisfacción por la reducción de los pagos en los boletines agrarios

Tras más de un año de negociaciones, el Gobierno ha aprobado la propuesta de nuestra Federación

 

200423 UGT FICA sobre reduccion boletines agrariosEl secretario sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola de UGT FICA, Emilio Terrón, celebra que el Gobierno haya aprobado una reducción del 19,11% en las cuotas que pagan los trabajadores agrarios en situación de inactividad al Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios establecido en el Régimen General de la Seguridad Social, lo que se conoce como boletines agrarios.

Tras más de un año de negociación con el Gobierno, UGT FICA muestra su satisfacción porque el Ejecutivo haya tenido en cuenta nuestras peticiones para hacer frente a la difícil situación por la que atraviesan los trabajadores agrarios y finalmente haya contemplado la reducción de la cuota por situación de inactividad también para este año, al igual que conseguimos para el año pasado, en el Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo.

Emilio Terrón considera que “esta reducción en la cuota viene a compensar, en parte, la subida de los boletines agrarios como consecuencia del incremento del Salario Mínimo Interprofesional de este año”, un incremento que desde UGT FICA consideramos “desproporcionado”, ya que “ha supuesto un desembolso de 120,75 euros mensuales por parte de unos trabajadores que, en su gran mayoría, tienen salarios precarios.

La medida aprobada beneficia a los cerca de 300.000 trabajadores y trabajadoras inscritos en el ceso agrario desde de enero del año 2019 que realizaron un máximo de 55 jornadas reales cotizadas durante ese año, es decir, los temporeros y temporeras que más dificultades encontraron para acceder a un trabajo.

Emilio Terrón vuelve a insistir “en la necesidad de acabar de una vez por todas con la problemática de las jornadas no declaradas en el sector”, por tratase “de un sistema que abre la puerta al fraude y fomenta la precariedad entre los temporeros y temporeras”. A este respecto considera que “si las empresas aplicaran el Salario Mínimo Interprofesional no tendríamos el problema de la falta de temporeros para hacer frente a las campañas en marcha”. Para Terrón, es fundamental que los más de 800.000 trabajadores y trabajadoras agrarias “puedan tener salarios que les permitan vivir con dignidad”. “Esa sigue siendo una de nuestras principales reivindicaciones y en la que seguimos también en estos tiempos difíciles”, concluye.