UGT FICA consigue mejorar las condiciones económicas y laborales para los 1,5 millones de trabajadores y trabajadoras de la industria y la construcción afectados por ERTEs

La Federación pone en valor el esfuerzo que están desarrollando las organizaciones sindicales mayoritarias para negociar, a pesar del confinamiento, los mejores acuerdos con sus medios humanos y económicos

200416 esfuerzo UGT FICA ERTES

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT ha puesto toda su estructura, medios técnicos, abogados, asesores, economistas, delegados y delegadas a disposición de los aproximadamente 1,5 millones de trabajadores de la industria y de la construcción afectados por ERTEs para hacer frente a la avalancha de expedientes presentados por las empresas en el último mes como consecuencia de la pandemia por COVID 19. Se trata de un esfuerzo sin precedentes en nuestra democracia que ha movilizado toda la maquinaria de la Federación para atender las necesidades de los trabajadores y trabajadoras.

Tanto es así que el secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, ha agradecido el esfuerzo titánico que está llevado a cabo el Sindicato en un contexto difícil por la Declaración del Estado de Alarma y el confinamiento en el que se encuentra la mayoría de la ciudadanía, que dificulta a nuestra estructura poder “visitar” a los trabajadores y las empresas físicamente para negociar las condiciones laborales en los ERTEs derivados del COVID-19 en nuestros sectores.

Los ERTEs han sido el “escudo laboral temporal” más eficaz para cerrar la vía de cientos de miles de despidos. En total se han presentado hasta ayer 488.470 ERTEs en el conjunto del Estado, que afectan a casi 4 millones de trabajadores. A pesar de este escudo y de la “prohibicion de despedir”, se han producido cerca de 900.000 despidos en el ultimo mes. Con ambos datos agregados, los trabajadores expulsados temporalmente o de formo definitiva del mercado laboral se acercan ya al 16% de la población activa de nuestro país.

Como se recordará, el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, dispuso, entre otras medidas, que en las empresas en las que no hubiese representación legal de los trabajadores, serían los sindicatos más representativos del estado, como es la Unión General de Trabajadores, quienes asumieran la negociación y defensa de las condiciones laborales de los trabajadores afectados. Esto ha obligado a UGT y a toda su estructura a realizar un esfuerzo sin precedentes en nuestra democracia para atender la avalancha de ERTEs y de trabajadoras afectados por medidas temporales derivadas del COVID-19, independientemente de si están afiliados o no a UGT. En tan sólo 25 días se ha superado el número de expediente que se presentaron durante toda la década de la crisis, lo que da idea de la magnitud del trabajado llevado a cabo por UGT FICA durante el último mes, no solo en las grandes empresas industriales o infraestructuras, también en cientos de miles de pequeñas empresas y tajos, con o sin representación sindical.

Como no podía ser de otro modo, UGT FICA se ha puesto a disposición del interés general de todos los trabajadores y trabajadoras para hacer posible que en, aproximadamente en el 85% de los expedientes negociados, se haya llegado a acuerdo entre empresarios y sindicatos, y que, además, hayamos sido capaces de haber mejorado el complemento salarial por parte de las empresas entre un 15% y un 20% de media, que viene a añadirse al 70% del salario que perciben del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). También se han negociado y conseguido importantes mejoras en el abono de las pagas extras íntegras, respetar la vacaciones generadas, y un aspecto muy importante: el compromiso de muchas empresas de adelantar, a cuenta en las nóminas, las prestaciones por desempleo.

Todo este esfuerzo lo ha llevado a cabo UGT FICA con sus propios medios humanos y sus recursos económicos, sin ayudas de ningún tipo. De hecho, ha sido con las cuotas de nuestros afiliados y afiliadas como hemos podido llevar a cabo este trabajo solidario, y además, se ha realizado en un tiempo récord, ya que la gran oleada de ERTEs se han negociado en apenas 25 días y aún se siguen negociando aunque a un ritmo mucho menor.

Estamos convencidos de que, sin el trabajo arduo desarrollado por las organizaciones sindicales más representativas del país y en particular sin el trabajo de UGT FICA, hoy sería impensable haber conquistado estas mejoras económicas y sociales para cientos de miles de trabajadores y trabajadoras, respecto a las que se establecen en el RD-ley para los ERTEs.

Desde la Federación aceptamos el desafío conscientes de que se trata de un momento histórico que requiere del empuje y esfuerzo de todos: representaciones sindicales, empresas y trabajadores y trabajadoras. Sin embargo, también hemos de lamentar las actitudes de algunas empresas que no han estado a la altura de las circunstancias y han tratado de obtener beneficio económico a costa del esfuerzo de los demás a pesar de la difícil situación que estamos viviendo.

De hecho, en UGT FICA nos hemos negado a firmar acuerdos y hemos denunciado ante la Inspección de Trabajo los expedientes presentados por varias empresas, algunas de ellas importantes, como Financiera y Minera, COMSA SAU, EROM o uno de los tres presentados por Elecnor, entre otras empresas. Aunque se trata de casos puntuales no podemos dejar de lamentar que todavía haya empresas y empresarios que tratan de sacar rédito económico del esfuerzo de todos o se niegan a complementar los salarios de sus empleados, o incluso que pretende precarizar las condiciones laborales desregularizando sus jornadas.

Finalmente, UGT FICA agradece el esfuerzo realizado por la gran mayoría de las empresas de nuestros sectores y animamos a todos a seguir dando ejemplo y trabajando en la protección de la salud, de las condiciones laborales y de los empleos de los trabajadores y trabajadoras de nuestros sectores en unos momentos excepcionales como los que estamos inmersos.