La hoja de ruta de la Comisión Europea se reduce a principios básicos

La CES reclama al organismo europeo una consulta urgente con los agentes sociales para definir una estrategia eficiente de la crisis

La Confederación Europea de Sindicatos (CES), de la que UGT forma parte, valora el esfuerzo de la Comisión Europea por proponer una hoja de ruta para levantar las medidas de confinamiento del Covid19, pero critica que no respete los principios básicos y que no reconozca los aspectos prácticos de la vuelta al trabajo, mencionando insuficientemente la salud y la seguridad en el trabajo o la necesidad de aplicar medidas "preventivas" estrictas.

La CES pide a la Comisión que inicie una consulta urgente y adecuada con los sindicatos y los empleadores para definir una aplicación apropiada de la Comunicación.

El Secretario General de la CES, Luca Visentini, ha declarado: "Estamos de acuerdo en que es necesaria una flexibilización coordinada y planificada de las restricciones en toda la UE, con un asesoramiento en materia de salud pública y laboral. Al mismo tiempo, nos preocupa que la Comisión parece no haber considerado cuestiones prácticas como la salud y la seguridad en el trabajo como parte del levantamiento de las medidas de confinamiento”.

En este sentido, ha señalado que "la hoja de ruta debería especificar la necesidad de planes nacionales y en el lugar de trabajo, elaborados con la participación de los sindicatos, para garantizar un regreso seguro al lugar de trabajo de las personas cuyo empleo ha sido temporalmente suspendido o que trabajan desde casa y la protección continua de los que han estado trabajando durante toda la crisis. La hoja de ruta también debería tener en cuenta a los que normalmente trabajan desde su casa o en casa de otras personas".

Propuestas de la CES

La CES ha enviado propuestas para mejorar la hoja de ruta en una carta a los Presidentes de la Comisión Europea y del Consejo. En particular, la CES exige que:

• Deberían existir planes nacionales y en el lugar de trabajo para la vuelta al lugar de trabajo de quienes han estado con su empleo temporalmente suspendido o trabajando desde su casa, elaborados con la participación de los sindicatos;

• La salud y la seguridad en el trabajo y el "principio de precaución" deberían ser los principios rectores para el levantamiento gradual de las actuales medidas de confinamiento para los que han estado trabajando durante la crisis y para los que se enfrentan a un regreso al trabajo;

• Las Inspecciones de Trabajo deben hacer cumplir las medidas de salud y seguridad aplicables en el período posterior al levantamiento de las restricciones;

• Además de las medidas que deben adoptarse en los lugares de trabajo "tradicionales", también deberían establecerse medidas para los trabajadores de plataformas y los trabajadores domésticos;

• El COVID-19 debería añadirse a la lista de virus contemplados en la Directiva 2000/54/CE sobre la protección de los trabajadores contra los agentes biológicos en el trabajo;

• Deberían respetarse las disposiciones de protección de datos y de privacidad y garantizar que los trabajadores sólo puedan ser rastreados de forma voluntaria para identificar si han estado en contacto con una persona portadora del virus;

• Un diálogo social adecuado y la participación de los sindicatos en todas las etapas de la reincorporación al trabajo.