Imprimir

Descartar los Coronabonos es un error que Europa puede pagar caro

El Mecanismo Europeo de Estabilidad es una respuesta insuficiente que puede generar desigualdad

La Unión General de Trabajadores lamenta el hecho de que, ni siquiera en esta situación de crisis mundial, la reunión de ministros de economía y finanzas de los países miembros del euro haya alcanzado un acuerdo sobre un instrumento de financiación común (los llamados “Coronabonos”).

El sindicato apunta que este órgano, aunque informal, anticipa con bastante exactitud los acuerdos que luego se alcanzan entre los jefes de estado y de gobierno en el Consejo Europeo, que tiene lugar esta tarde, y señala además una importante discrepancia política de fondo entre los Estados Miembros de la euro área, que ya está siendo problemática en este momento y puede serlo más en el futuro.

La reunión del martes, en la que se analizaron las medidas extraordinarias puestas en marcha por parte de los estados miembro con motivo del COVID19 y que descartó la propuesta de emitir Coronabonos, acordó que la respuesta del Eurogrupo es que el apoyo fiscal de las instituciones europeas a los estados miembros se realizará a través de la utilización del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), una herramienta que, a juicio de UGT, es una salida posibilista ante la negativa por parte de algunos países acerca de utilizar una herramienta más idónea -como hubiera sido un activo de deuda común- pero que es errónea.

Es cierto que el MEDE tiene capacidad de endeudarse en el mercado financiero, pero al estar sus préstamos sujetos a condicionalidad, se convierte en una herramienta de alto potencial asimétrico.

El sindicato considera que las contradictorias declaraciones sobre que esta condicionalidad será suave pero que hay que volver a medio plazo a la situación de equilibrio presupuestario, no dejan suficientemente claro, que no se vayan a aplicar de nuevo programas de austeridad con en aquellos países que han sido más golpeados por la crisis. Además, estas declaraciones no auguran una política fiscal expansiva sostenida hasta que se recuperen los efectos del impacto, como sería preciso.

Garantizar derechos fundamentales y servicios públicos esenciales

Por otro lado, UGT considera positivo que se esté trabajando en una propuesta de Seguro Europeo de Desempleo, pero manifiesta cautela antes de conocer su forma final.

En este momento son necesaria medidas que garanticen la percepción de rentas por parte de aquellos que han quedado sin ingresos durante la crisis, y que determinados derechos como la vivienda y el acceso a servicios públicos esenciales queden garantizados.
Esto va a demandar una intensificación de los recursos públicos, no condicionados a una estabilidad a medio plazo, y a esto habrá que añadir también las medidas destinadas a reactivar la actividad por tanto tiempo como sea necesario.

En este sentido, el sindicato considera que la respuesta de los estados miembros de la Unión, está siendo insuficiente, no concuerda con los mensajes que se envían sobre “hacer lo que sea preciso” ni con una línea de acción que anticipa más programas de ajuste a medio plazo que programas de estímulos.

La ciudadanía europea espera mucho más del proyecto europeo, que se la juega en esta crisis, por lo que UGT confía en que el Gobierno de España actúe con la decisión necesaria en las instituciones para lograr que la respuesta común sea la adecuada.