Imprimir

El Comité de Empresa de BA Villafranca rechaza el calendario impuesto por la empresa y reclama más medidas de seguridad frente al COVID-19

Denuncia que la Dirección antepone los intereses económicos de la empresa a la protección de la salud de sus trabajadores

200324 NP BA Villafranca

El Comité de Empresa de BA Villafranca (Grupo BA Glass) rechaza rotundamente el nuevo calendario que quiere imponer la empresa en el estado de alarma que vive el país. El nuevo calendario viene a imponer la jornada laboral de verano para los distintos turnos durante los próximos meses. De esta forma la empresa pretende que se trabajen jornadas más prolongadas al tiempo que mantiene un retén de trabajadores en situación de vacaciones obligatorias para asegurar que, en caso de bajas por contagio en COVID-19, se mantendrá la producción.

El Comité de Empresa de BA Villafranca, empresa ubicada en Villafranca de los Barros (Extremadura), no entiende que en la situación de excepcionalidad que vive el país, la Dirección de la empresa anteponga la producción de botellas de vidrio a la salud de sus más de 400 trabajadores y trabajadoras, teniendo en cuenta que no se trata de un sector esencial para el país en la situación de excepcionalidad que vive España, y que la Dirección está incumpliendo los protocolos sanitarios aprobadas por las autoridades.

Con el nuevo calendario impuesto por la Dirección, los trabajadores de BA Villafranca pasarán de trabajar 6 días y descansar 4 a trabajar también 6 días y descansar tan sólo 2, una medida a todas luces excesiva en una empresa que no se dedica a producir elementos sanitarios o relacionados con el COVID-19.

Al mismo tiempo, el Comité de Empresa de BA Villafranca critica la escasez de medidas de protección que ha adoptado la empresa para evitar la expansión de la pandemia entre sus trabajadores y advierte que va a denunciar a la Dirección de Ba Villafranca a la Inspección de Trabajo por los graves incumplimientos en el protocolo sanitario.

La medida impuesta por la Dirección, lejos de facilitar la lucha contra el COVID-19, viene a enturbiar aún más las relaciones laborales en el seno de BA Villafranca en un contexto en el que trabajadores y empresa deberían luchar juntos para evitar la expansión de la pandemia en lugar de anteponer los intereses económicos particulares a la protección de la salud y la seguridad de la plantilla.