UGT FICA hace un llamamiento a la serenidad frente a las especulaciones en torno a ThyssenKrupp Elevadores

En este proceso es necesario una estrategia sindical conjunta tanto a nivel nacional como internacional, no actuaciones unilaterales.


Ante la incertidumbre creada entre los trabajadores de ThyssenKrupp Elevadores en torno a su futuro inmediato desde UGT FICA queremos hacer un llamamiento a la serenidad a la espera de que clarifique las intenciones del grupo respecto a la empresa. Tal incertidumbre ha venido siendo alimentada por los medios de comunicación respecto a la intención del grupo matriz de poner en venta a la empresa de Elevadores.

Desde UGT FICA nos mantendremos serenos pero vigilantes a la espera de que se clarifiquen las intenciones de futuro para esta división por parte de ThyssenKrupp, pues todavía falta información al respecto. Todavía no se ha concretado el posible comprador y por consiguiente las condiciones que podría imponer a los trabajadores y trabajadoras. Estamos a la espera de que todas estas dudas se resuelvan a lo largo de esta semana, y en base a esto definir nuestra estrategia de Acción Sindical.

Este proceso afectaría a varios países y por lo tanto hemos venido manteniendo contactos con el sindicato mundial Industriall Global Union con el objeto de coordinar una estrategia sindical conjunta, al igual que los mantenemos con el sindicato alemán IG Metall con la intención de conocer los avances que se están realizando en las reuniones que están manteniendo con los potenciales compradores. Es importante señalar que el presidente del Comité Europeo, Wolfgang Krause, adquirió el compromiso de respetar el “Acuerdo Básico I y II” dónde se estipula que todos los trabajadores del grupo somos iguales independientemente de su nacionalidad. Por otro lado, a nivel nacional, UGT FICA está en contacto constante con el Ministerio de Industria.

No compartimos la estrategia sindical emprendida de forma unilateral por CCOO Industria al respecto. En estos momentos, en los que todavía no hay ni confirmación oficial ni información relativa al avance del proceso de venta, por lo que les hacemos un llamamiento a que reconsideren su postura y dejen de actuar por su cuenta. Este asunto ha de ser gestionado por los sindicatos nacionales y europeos afectados en colaboración con Industraill Globall Union, ya que entendemos que, si queremos que nuestras reivindicaciones sean recogidas en el acuerdo final, sería esencial exigirlas desde la unidad de acción y solidaridad de todos los sindicatos con representación en Thyssenkrupp.

Mientras tanto, es necesario que todos nos mantengamos serenos, expectantes y vigilantes.