Imprimir

UGT FICA exige a Caldererías Indálicas que cese en la persecución sindical contra nuestro compañero Abderramán El Fahsi

La Dirección pretende trasladar al delegado de nuestra Federación de Melilla a Almería para acallar la voz de los trabajadores vulnerando el derecho a la libertad sindical y a la defensa de sus condiciones laborales

 

200123 persecucion sindical MelillaLa Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT exige a la Dirección de la empresa Caldererías Indálicas que cese en la persecución sindical que ha iniciado contra nuestro compañero Abderramán El Fahsi El Mokhtar, delegado de la Federación en la empresa y secretario general de UGT FICA Melilla. La Federación denuncia las prácticas antisindicales que está llevando a cabo Caldererías Indálicas y advierte que no va a cejar hasta conseguir que esta estrategia de acoso laboral acabe y por ello ha interpuesto una demanda en los juzgados de Melilla contra Caldererías Indálicas por vulneración del derecho fundamental a la libertad sindical de nuestro compañero en el ejercicio de sus funciones de representante de los trabajadores.

Los hechos denunciados arrancan hace aproximadamente un mes, cuando la Dirección de Caldererías Indálicas, que cuenta con 34 trabajadores en Melilla, comunicó a Abderramán el Fahsi que iba a proceder a su traslado de la planta de Melilla, en donde viene desarrollando su actividad laboral desde hace años, al centro de Almería, alegando para ello que su puesto de trabajo ya no existe en Melilla. Para UGT FICA resulta inadmisible que la Dirección trate de desplazar a nuestro compañero de Melilla a Almería, cuando al mismo tiempo ha procedido a trasladar de Almería a Melilla a nada menos que a 18 trabajadores, una medida que pone en entredicho los motivos que justifica la empresa para desplazar a Abderramán y rebate la estrategia torticera utilizada por la empresa.

Los compañeros de Abderramán el Fahsi han mostrado hoy su apoyo a nuestro compañero llevando a cabo una concentración a las puertas de la empresa en la que han denunciado las malas prácticas utilizadas por Caldererías Indálicas y han reclamado el cese inmediato de esta persecución sindical.

Para UGT FICA se trata de un nuevo ataque a los derechos que asisten a los delegados de los trabajadores en el ejercicio de sus funciones de representación y vuelve a poner en entredicho la actitud de algunos empresarios que parecen haberse quedado anclados en siglos pasados y no entienden que el derecho a la libertad sindical es un derecho fundamental reconocido como tal en la Constitución Española.

Desde UGT FICA advertimos una vez más que vamos a seguir denunciado en los juzgados este tipo de malas prácticas empresariales y vamos a utilizar todos los medios legales de los que disponemos hasta conseguir erradicar estas actitudes de acoso laboral contra los representantes legales de los trabajadores.