Los trabajadores de Cotronic en Barcelona, en pie de huelga

La empresa, subcontratada por Movistar, viene incumplimiendo sistemáticamente los acuerdos laborales alcanzados con sus trabajadores. La huelga, iniciada hoy, se va a prolongar hasta el viernes 20 de julio, entre las 10:00 y las 12:00 horas

 

Ante la imposibilidad de llegar a ningún acuerdo con la Dirección de Cotronic, incluso en la mediación establecida tras la convocatoria de huelga, dada la mala fe negociadora de la Dirección, el Comité de Empresa, compuesto en su totalidad por delegados de UGT FICA, ha optado por llevar a efecto la huelga parcial de dos horas en la provincia de Barcelona.

Cotronic, empresa especializada en instalación y mantenimiento de las líneas de ADSL de Movistar, con la que está subcontratada, viene jactándose de incumplir todos los compromisos laborales adquiridos con sus trabajadores, tanto en lo referente a los convenios colectivos del metal por los que se rigen, como al Acuerdo de Desconvocatoria de Huelga firmado por todas las subcontratas de Movistar en el año 2015 y que la propia Movistar se comprometió a tutelar por escrito, así como los acuerdos en materia de prevención de riesgos laborales.

Entre los incumplimientos flagrantes de Cotronic figura, por ejemplo, el no abono las dietas desde el año 2011 o  la modificación sustancial de las condiciones laborales de los trabajadores sin ninguna negociación previa con el Comité de Empresa, tal como recoge el Estatuto de los Trabajadores. Además, los trabajadores han dejado de percibir un complemento por puesto consolidado que llevaban cobrando desde 2016. A estos ejemplos, se une una política de despidos indiscriminados, persecución sindical, etc..

Paralelamente a la huelga parcial, los trabajadores de Cotronic Barcelona van a llegar a cabo todos los días concentraciones ante la tienda de Telefónica Movistar Mobile World, en la plaza de Cataluña, entre las 10:00 y las 12:00 horas, por considerar que Teléfonica es la máxima responsable de la precarización del sector de instalación y mantenimiento de telefonía, al consentir, cuando no incentivar, dicha precarización en aras de aumentar mínimamente sus beneficios y olvidándose de la responsabilidad social de empresa que debe mantener con sus proveedores, en este caso subcontratas.