UGT y CCOO creen que será necesario proseguir con las negociaciones para conseguir un acuerdo

CCOO y UGT consideran que la patronal debe trasladar a la mesa de negociación la propuesta de incremento salarial para poder valorarla y constatar el cambio de posición que han manifestado ante los medios de comunicación.

170407 aenc negociacion colectiva UGT marzo 2015UGT y CCOO toman nota de la nueva iniciativa de incremento salarial de las organizaciones empresariales que ayer trasladaron a los medios de comunicación, pero advierten que la valorarán en su totalidad en la mesa de negociación, aunque será necesario proseguir con las negociaciones para conseguir un acuerdo que garantice el poder adquisitivo de los salarios. Consideran que la oferta de la patronal supone una mejora que no es difícil cuando se parte de cero, lo difícil para la patronal es compartir la necesidad de que la recuperación, que ya ha llegado al excedente empresarial, se traslade ahora sin ningún tipo de argucias a los salarios de las trabajadoras y trabajadores.

CCOO y UGT critican que las organizaciones empresariales no hayan seguido el elemental protocolo que acompaña a cualquier diálogo y/ negociación, remitiendo a sus interlocutores las propuestas antes de presentarlas a los medios de comunicación.

Destacan la importancia de que los salarios recuperen poder adquisitivo en una economía que ha dejado atrás la recesión pero no la crisis, si es la calidad de vida  de las personas la que está en juego. En un contexto de aumento generalizado del empleo precario, el papel de los salarios es decisivo. No se debe unir a un contrato precario, un salario indigno, que no recupere parte de la capacidad de compra que ha perdido en estos años de profunda crisis económica.

En este sentido, los sindicatos  recuerdan que la mejor garantía para avanzar en la recuperación del poder adquisitivo de los salarios es la generalización de las cláusulas de revisión salarial, una herramienta que hace justicia cuando la evolución de los precios supera la inflación prevista. Por supuesto, tanto el incremento salarial como las cláusulas de revisión deberán ajustarse a la situación económica de las empresas.

Por otro lado, UGT y CCOO advierten que en la propuesta patronal sobre la función de las mutuas hay una idea que rechazan de plano, la de invadir las competencias de los sistemas públicos de salud que dependen de las Comunidades Autónomas, en lo que afecta a la capacidad de las mutuas para dispensar las altas y bajas por enfermedad común. Derivar esta capacidad a las Mutuas viene a cuestionar la profesionalidad del personal sanitario del sistema público, lo que constituye un hecho intolerable. Esta es una práctica perversa que devalúa la naturaleza jurídica de los sistemas públicos de salud y pone en manos de las mutuas competencias que no les pertenecen.

Finalmente, reiteran su voluntad de aprovechar el cambio operado en la actuación de las organizaciones empresariales a fin de relanzar el diálogo y aprovechar este tiempo extra de negociación para ultimar el contenido de un acuerdo que ayude a mejorar el empleo y los salarios en nuestro país.