La derogación del 315.3, una victoria del derecho de huelga, de la libertad y la democracia

UGT y CCOO celebran que se derogue por fin este artículo del Código Penal que criminalizaba el derecho a huelga

210414 derecho de huelgaUGT y CCOO celebran que por fin se haya derogado el artículo 315.3 del Código Penal que criminaliza el derecho a huelga y por el que han sido encausados, de manera injusta, cerca de 300 sindicalistas solo por ejercer este derecho fundamental. Esta derogación aprobada por el Pleno del Senado, garantiza el derecho de huelga, refuerza el derecho a la libertad sindical y a los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

La huelga es un derecho fundamental reconocido en la Constitución, manifestación de la libertad sindical y máxima expresión democrática del conflicto social que no se ha podido solucionar por la vía del diálogo. Sin derecho de huelga no hay democracia, ni Estado social.

Como declara el Tribunal Constitucional, los piquetes informativos forman parte del contenido esencial del derecho de huelga, y son instrumentos de difusión y publicidad de la misma, reconocidos y garantizados constitucionalmente “con funciones de información, propaganda, persuasión a los demás trabajadores para que se sumen a la huelga o disuasión a los que han optado por continuar trabajando”.

Además de la citada derogación, la ley aprobada hoy contempla la anulación de las sentencias aplicadas con arreglo a ese precepto, una condición exigida por UGT y CCOO como consecuencia indispensable de la derogación del Art. 315.3 del Código Penal.

En los años de gobierno del PP la acción concertada entre el Ministerio Interior con sus reformas legales (Ley Mordaza) y la acción de la policía y el Ministerio Fiscal llevó a una aplicación generalizada y abusiva del Art. 315.3 CP, solicitando a sindicalistas que participan en piquetes penas de hasta 8 años de cárcel. Cerca de 300 sindicalistas se vieron amenazados de cárcel por ejercer el derecho de huelga en defensa de los trabajadores y trabajadoras y algunos de ellos entraron en prisión. La causa de esta actitud fue claramente política. Los sucesivos recortes en derechos laborales y sociales llevados a cabo por gobiernos de la derecha dieron lugar a una multitud de protestas, especialmente de los sindicatos, muchas veces en forma de convocatorias de huelgas generales y parciales.

Han sido muchas las acciones informativas, de movilización, apoyo y solidaridad internacional a los compañeros y compañeras que sufrieron las consecuencias de este artículo del Código Penal. Ha sido una pelea social, sindical y política en la que nuestras razones, que son las de toda la ciudadanía, han terminado dando sus frutos con la derogación del Art. 315.3 CP.

CCOO y UGT consideran necesaria continuar en esta línea de recuperación de los derechos y libertades arrebatados a la ciudadanía durante los años de la crisis, e insta a los grupos políticos a derogar la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza por impedir el ejercicio libre de los derechos de expresión, reunión y manifestación.