El Gobierno ha movido ficha. Por fin. Tras meses de tibias alusiones a la necesidad de subir los salarios finalmente ha predicado con el ejemplo en el pacto con los sindicatos de la Función Pública; un acuerdo que permitirá ganar poder adquisitivo a los trabajadores y trabajadoras de los servicios públicos por primera vez en nueve años.

Publicado en Pedro Hojas