El Gobierno ha movido ficha. Por fin. Tras meses de tibias alusiones a la necesidad de subir los salarios finalmente ha predicado con el ejemplo en el pacto con los sindicatos de la Función Pública; un acuerdo que permitirá ganar poder adquisitivo a los trabajadores y trabajadoras de los servicios públicos por primera vez en nueve años.
La regulación de la energía en nuestro país se ha venido caracterizando por la aplicación de medidas coyunturales en función de las ocurrencias y los intereses de los gobiernos de turno. Un continuo parcheo que ha dado lugar a un escenario volátil en el que las grandes empresas energéticas han campado a sus anchas, sin tener en consideración ningún otro aspecto que no sea la obtención del máximo beneficio económico.
El empleo en el campo español acumula varios records que deberían hacer sonrojar a una sociedad democráticamente adulta como la nuestra. El Agrario no sólo es el sector de nuestra economía que más temporalidad y desempleo acumula, sino que además es el más desregulado. Y es responsabilidad de todos acabar con esta situación. Conseguir un convenio estatal del sector agrario ha sido uno de los grandes retos y objetivos de nuestra organización, pero todos los pasos dados hasta el momento hacia ese horizonte han resultado infructuosos porque hemos tropezado siempre con las mismas piedras en el camino.
Viernes, 02 Febrero 2018 11:29

La plantilla de Opel vota por el futuro

Los trabajadores de Opel España han vuelto a demostrar, con su apoyo al principio de acuerdo alcanzado esta semana por el Comité de Empresa y la dirección del Grupo PSA, que la negociación y el diálogo social son los únicos instrumentos capaces de aproximar a las partes y de conseguir avances para los trabajadores y la empresa.Si algo han demostrado los delegados y afiliados de UGT FICA en todos estos años es su capacidad de diálogo y de alcanzar acuerdos que, en principio, se presumían imposibles. Nuestra representatividad en el sector del automóvil, en el que UGT es mayoría desde hace muchos años, avala nuestro trabajo y nuestra predisposición a defender, con uñas y dientes, los intereses de los y las trabajadoras.
Jueves, 28 Diciembre 2017 11:20
Este año hemos cumplido el 25º Aniversario de la firma, el 10 de abril de 1992, del I Convenio General de la Construcción, ese gran acuerdo sectorial que vino a “dignificar el sector productivo de la construcción en nuestro país”, en palabras del entonces secretario general de la Federación Estatal de la Madera, Construcción y Afines de UGT (FEMCA-UGT), Manuel Garnacho. El convenio permitió derogar la vieja ordenanza laboral franquista, que databa de 1970, e inauguró un largo periodo de diálogo, negociación y paritarismo que, hace veinticinco años, constituía una práctica impensable en nuestros sectores económicos.
UGT FICA reclama al Gobierno la condonación de los jornales para paliar los efectos de la sequía en el empleo agrario “¡Como el que oye llover!”, tristementehay que recurrir a frases hechas para definir la actitud del Gobierno ante la situación que están atravesando los trabajadores y trabajadoras del campo español a causa de la pertinaz sequía que estamos padeciendo. Ni escucha ni se rinde a la evidencia de que el cambio climático está aquí para quedarse.
Jueves, 07 Septiembre 2017 12:01

Los méritos del “funcionario” Soria

Decía Ramón María del Valle Inclán en “ Luces de Bohemia” que "en España el mérito no se premia, se premia el robar y el ser sinvergüenza. En España se premia todo lo malo." Esta cita viene más que nunca a colación con la fallida designación por parte del Gobierno en funciones del exministro José Manuel Soria para ocupar un alto cargo en el Banco Mundial, remunerado con 226.500 € al año.
En estos días sale hacia Franciael grueso de los trabajadores y trabajadoras agrarios españoles que van a participar en la campaña de la vendimia. Estos temporeros se desplazan al país vecino en busca de unas ventajas económicas y sociales que desgraciadamente no abundan en el sector agrario en España.
El incendio ocurrido en la planta de Campofrío en Burgos hace ya dos años y más recientemente el de planta de Ybarra en Dos Hermanas (Sevilla), han colocado en primera línea informativa las dramáticas consecuencias negativas que suponen para las empresas y los trabajadores estos incendios fortuitos.Los ejemplos de Campofrío e Ybarra son la punta de un iceberg que afectan a miles de trabajadores de pequeñas empresas y talleres que se ven fuera del mercado de trabajo por causas de fuerza mayor. Y es que según la patronal del seguro, Unespa, cada año se producen en nuestro país cerca de 42.000 incendios en industrias. Es más, en el segundo trimestre de 2016 los siniestros en grandes industrias se han disparado hasta incrementarse en un 6% más con relaciónal mismo periodo de 2015. Son muchas las pequeñas y medianas empresas y miles los trabajadores que, afectados por un desastre de este tipo, no han tenido ni el impacto mediático ni el apoyo de las administraciones públicas, ni la posibilidad de reabrir las empresas y restablecer los empleos. Por desgracia, esto está sucediendo en la mayoría de las empresas afectadas, y casos como los de Ybarra y Campofrío, son una honrosa excepción entre las miles de empresas que se incendian cada año.
Sorprende que haya que recordar a estas alturas que las infraestructuras son un factor clave en la economía de cualquier país y que contribuyen de forma determinante a la competitividad del sistema productivo y, a la vez, al bienestar y la estabilidad social.Tampoco debería ser necesario volver a explicar que en épocas DE crisis, como la que seguimosviviendo, la inversión en infraestructuras tiene un efecto anticíclico, que contribuiría, sin lugar a dudas, a aminorar los efectos de la crisis.