Imprimir

Carmelo Ruiz de la Hermosa reclama devolver a la industria su papel preponderante

El secretario de Política Industrial de UGT FICA intervino esta mañana en una mesa redonda centrada en la industria en la sede del Consejo Económico y Social

170119 carmelo ces1El secretario de Política Industrial de UGT FICA, Carmelo Ruiz de la Hermosa, criticó hoy la actitud del Gobierno con relación a la política industrial. En una mesa redonda celebrada hoy en la sede del Consejo Económico y Social sobre "Una nueva política para impulsar la industria y el empleo", Ruiz de la Hermosa aseguró que "no es posible mantener por más tiempo la retórica de generar un cambio de modelo productivo basado en el conocimiento, en una industria fuerte con valor añadido capaz de generar más y mejor empleo,y  que se apueste de una vez por todas por la ciencia y se la devuelva al lugar que se merece, y al mismo tiempo que todos los pasos que da el Gobierno vayan en la dirección contraria".

El secretario de Política Industrial de UGT FICA intervino junto a Juan A. Labat, Agustín Martín y Arantza Laskurain, en una mesa redonda en el marco de la jornada de presentación del XIX Premio de Investigación Consejo Económico y Social. En su intervención, Carmelo Ruiz de la Hermosa insistió en que "la ausencia de un Ministerio propio de industria está poco ajustada con las necesidades que demanda nuestro actual panorama económico y social",  lo que implica "generar las condiciones necesarias para devolver el papel preponderante a la industria y situarnos como el resto de países en Europa, en términos tecnológicos y de valor añadido al empleo que se crea".

A lo largo de la jornada se analizó la situación actual de la industria española y la profunda recesión por la que ha atravesado durante los últimos años, consecuencia de una intensa y larga crisis financiera de alcance mundial. La necesidad de revertir este proceso, transitando de la desindustrialización a la reindustrialización, fue también objeto de análisis y tarea prioritaria, en la que ya se encuentran comprometidos todos los países desarrollados.