La negociación de un convenio de industrias cárnicas en el ámbito de Catalunya no es la solución al uso y abuso de las cooperativas de trabajo asociado en el sector cárnico

UGT FICA rechaza la iniciativa de la Consellería de Treball de la Generalitat de Catalunya de instar a negociar un convenio colectivo para el sector cárnico en Catalunya como solución al problema del abuso de las cooperativas de trabajo asociado y reclama la convocatoria urgente de la Comisión Negociadora del Convenio Estatal de Industrias Cárnicas

160808 convenio carnicaLa industria cárnica es el cuarto sector industrial de nuestro país, sólo por detrás de sectores de la dimensión de la industria automovilística, la industria del petróleo y combustibles y la producción y distribución de energía eléctrica. Este sector, formado por mataderos, salas de despiece e industrias de elaborados, tiene un tejido industrial constituido básicamente por casi 3.000 pequeñas y medianas empresas y más de 100.000 trabajadores. Con esta dimensión, la industria cárnica ocupa con diferencia el primer lugar de toda la industria española de alimentos y bebidas, representando una cifra de negocio de 22.168 millones de euros, más el 21,6% de todo el sector alimentario español.

Esta cifra de negocio supone aproximadamente el 2% del PIB total español (a precios de mercado) y el 14% del PIB de la rama industrial, y el empleo sectorial directo de nuestras empresas, representa igualmente más del 20% de la ocupación total de la industria alimentaria española. Un dato muy relevante es que la industria cárnica exportó 1,71 millones de toneladas de productos de todo tipo por valor de 4.350 millones de euros a mercados de todo el mundo, con una balanza comercial muy positiva del 375% (en 2010 la tasa de cobertura fue del 229%, en 2011 se elevó hasta un 283%, en 2012 fue del 345% y en 2013 fue del 356%), un dato que muy pocos sectores económicos principales pueden presentar, y que contribuye a paliar el tradicional déficit comercial de nuestro país.

En el  estado  actual  del  mundo  de  la producción, industrial y de servicios, la externalización de gran parte de la actividad ha dejado de ser una opción voluntarista del empresario, pasando a ser una actuación habitual, ya que de esta forma se busca una reducción de los costes de la actividad mediante una mayor desregularización de las relaciones laborales en el seno de la empresa empeorando las condiciones de los trabajadores que prestan sus servicios a través de las empresas que realizan las actividades externalizadas. Actividades, muchas veces, incardinadas dentro de la actividad principal de la empresa ocupando puestos de trabajo de carácter indefinido a jornada completa tal y como sucede con las Cooperativas de trabajo asociado en el sector cárnico.

Nos encontramos ante un problema estructural del sector cárnico en su conjunto en toda la geografía española y no ante la utilización esporádica o coyuntural por alguna empresa de la figura de la Cooperativa de Trabajo Asociado. Bien es cierto que en las últimas semanas, y gracias al trabajo de UGT FICA en Catalunya, este problema se ha visualizado más en ese territorio, pero también lo es que, en comunidades autónomas como Castilla y León, Andalucía o Galicia, etc. esta política sectorial de externalización de gran parte de actividades como el sacrificio de animales, despiece de canales o deshuese de piezas, ha pasado a ser una actuación habitual ya que de esta forma las empresas consiguen una mayor desregularización de las relaciones laborales en el seno de las mismas empeorando las condiciones de los trabajadores que prestan sus servicios a través de las empresas que realizan las actividades externalizadas, actividades muchas veces incardinadas como decíamos al principio, dentro de la actividad principal de la empresa.

En consecuencia, en UGT FICA consideramos que podemos estar actualmente ante un claro indicio de la existencia de actuación en fraude de ley, ya que los socios trabajadores (falsos autónomos) puedan estar ante peores condiciones que las que corresponde a los de la empresa servida, por la falta de regulación exacta al respecto y por la ausencia de aplicación del convenio sectorial estatal de industrias cárnicas .

En definitiva, eludir los salarios y demás condiciones de trabajo del convenio aplicable en la empresa y con ello desregular y degradar las relaciones y condiciones laborales -no hay regulación de horario y se trabaja prácticamente a destajo- de los trabajadores asociados y/o contratados es el trasfondo real de la proliferación de las citadas Cooperativas de trabajo asociado, generando con esta actuación un claro DUMPING SOCIAL. A esto habría que añadir que, mayoritariamente, los trabajadores cooperativistas son inmigrantes, siendo este un grupo social muy vulnerable por lo que difícilmente realizarán actuaciones en defensas de sus derechos debido a la difícil situación en la que se encuentran.

La realidad que finalmente se está imponiendo de manera muy importante en el sector cárnico, es la de que se puede estar realizando una utilización fraudulenta del uso de la subcontratación de actividades, incluidas el uso de las Cooperativas de trabajo asociado, ya que estás se componen de trabajadores asociados donde no existe funcionamiento  democrático, ni una relación, más allá de la puramente formal.

Por todo ello, UGT FICA consideramos que la iniciativa de la Consellera de Treball de la Generalitat de Catalunya del pasado 2 de agosto, instando a empresarios y sindicatos en Catalunya a negociar un convenio para el sector en esa comunidad  autónoma, NO ES LA SOLUCIÓN. En todo caso, creemos que desde el Gobierno catalán lo que se debe de hacer es ayudar dentro de su ámbito, por ejemplo, regulando a través de cambios normativos de la ley de cooperativas que son competencia autonómica, y evitando entrar en conflicto con el ámbito funcional del Convenio Estatal para la Industria Cárnica o el de Mataderos de Aves y  Conejos.

 UGT FICA en Catalunya está haciendo un trabajo colosal sobre el uso de cooperativas de trabajo asociado en su territorio, pero desde nuestra organización sindical, jamás hemos planteado el convenio catalán para el sector cárnico como solución al problema. Pues al contrario, en el convenio estatal de la industria cárnica está la solución. Y de ello siempre nos hemos preocupado poniendo limites al uso de esta forma de externalizar actividades y seguiremos activos hasta encontrar la solución adecuada.

Así, desde UGT FICA ya hemos instado a la convocatoria urgente de la comisión negociadora del convenio estatal de industrias cárnicas y que se encontrara en los primeros días de septiembre. Pero somos consciente de que en la reunión prevista los remedios que encontremos, no serán totalmente efectivos, si desde las distintas administraciones públicas (central, autonómicas, etc.), no se hace el seguimiento que la situación requiere que, en nuestra opinión, este debe ser llevado a cabo no solo desde las inspecciones de trabajo, también desde la seguridad social, incluso desde la agencia tributaria. 

 

Gabinete de Comunicación de UGT FICA
Teléfonos: 91 589 74 90 / 75 40 / 78 30
                   91 589 71 80 / 09 17