Imprimir

El comité de Benteler acudirá al Serla tras el sexto trabajador despedido

Los sindicatos fijan el 27 y 28 de noviembre como días de huelga si no llegan a un acuerdo con la empresa que evite más medidas traumáticas para el resto de la plantilla

191105 Benteler BULa falta de información facilitada por Benteler en Burgos, respecto la reestructuración de personal que ya se ha producido dentro de la planta burgalesa, ha llevado al comité de empresa (mayoritariamente de UGT con 11 representantes de un total de 17) a solicitar la mediación del Servicio Regional de Relaciones Laborales (SERLA). El objetivo es intentar acercar posturas con la dirección de la empresa y evitar así más medidas traumáticas que afecten a la plantilla, compuesta por 700 trabajadores.

Tras presentar a última hora de la mañana de ayer el conflicto colectivo, hasta el momento se han planteado dos jornadas de huelga para los días 27 y 28 de noviembre. Una convocatoria de paros que se convertiría en huelga indefinida si no se llega a un acuerdo con la dirección de la empresa para que se reincorpore a estos trabajadores a la plantilla.

Desde principios del mes de septiembre se han venido produciendo despidos de forma individual, hasta un total de 6, a través de una carta que se les entregó a los trabajadores afectados en Recursos Humanos y en la que se justificaba el despido objetivo por "causas económicas".

Antes de que se llevaran a cabo estos despidos, los representantes de los trabajadores, encabezados por UGT FICA, habían mantenido a primera hora de la mañana una reunión con la dirección de la empresa en la que se les había planteado la necesidad de apoyar estos despidos, incluso la complicidad con esta decisión.

El presidente del Comité de Empresa (de UGT FICA) pidió que se les facilitara documentación sobre la justificación de esta decisión, tal y como marca la normativa, para conocer más detalles, a lo que la direción se negó, que se levantó de la mesa.

El comité de empresa insiste en que se les debe ofrecer una información detallada sobre unos despidos que la empresa justifica en una reestructuración planteada por el grupo empresarial. El comité avisa de que estos despidos están enmarcados en un contexto de incertidumbre dentro del sector de la automoción, del que dependen miles de puestos de trabajo de la industria de Burgos. En el caso de Benteler son cerca de 700 empleos directos más otros cerca de 200 indirectos, por lo que se juega con el futuro de 900 familias, apuntan desde el comité.

En este sentido, se ha solicitado el servicio de mediación (Serla) como un acto de responsabilidad para intentar llegar a un acuerdo antes del conflicto colectivo, indica el presidente del Comité. Desde UGT FICA hemos solicitado mucha información y planteamos que las medidas sean lo menos traumáticas para los trabajadores. Que sean salidas voluntarias de ciertas edades, prejubilaciones a los 61 años ... etc. Todas las medidas que se puedan tomar sin perjucio de la plantilla.

En UGT FICA tampoco estamos dispuestos a los dos años de congelación salarial que pretende imponer la empresa de la "noche a la mañana" de cara al próximo convenio colectivo que tenemos que negociar en breve.

En este escenario de incertidumbre, el comité de empresa hace un llamamiento a las administraciones (desde la Junta de Castilla y León hasta el Gobierno central) para que tomen conciencia y se involucren en garantizar el futuro del sector.

Gabinete de Comunicación
UGT FICA Castilla y León