Más industria, más y mejor empleo y un reparto de la riqueza más equitativo

El último Cuadro de Evolución Sociolaboral de UGT reclama aprovechar el crecimiento para beneficiar a la mayoría de la población

 

190806 industria y empleoLa Unión General de Trabajadores reclama el impulso de políticas expansivas para trasladar el crecimiento de la economía y el empleo a los bolsillos de la mayoría de la población.

Así lo refleja el último “Cuadro de evolución sociolaboral” del Servicio de Estudios Confederal del sindicato, correspondiente al mes de agosto, donde se señala cómo los últimos datos del avance de la Contabilidad Nacional o de la EPA muestran un ritmo de crecimiento sostenido para nuestra economía y un aumento intenso del empleo. Además, organismos internacionales como el FMI ya han revisado al alza su previsión para España en 2019, mientras ha rebajado el crecimiento de otros países como Alemania, Francia e Italia.

Sin embargo, para UGT este crecimiento arroja datos preocupantes: la industria no crece apenas, la inversión en maquinaria y bienes de equipo es negativa y la calidad del empleo es muy preocupante. Además, a pesar del acuerdo salarial contenido en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) y de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros, su desigual aplicación continúa lastrando las rentas salariales.

Para UGT es el momento de actuar sobre las debilidades estructurales y convertirlas en fortalezas. Resulta fundamental implementar una política que permita el incremento del peso de la industria sobre el PIB, actuando para cambiar el modelo productivo a otro modelo apoyado en sectores intensivos en I+D y de alto valor añadido; es necesario revertir la reforma laboral de 2012, dando lugar a unas relaciones laborales de progreso, que permitan un empleo digno, de calidad, estable y con derechos; y hay que actuar en el reparto de la renta y la riqueza, incrementando los salarios para recuperar el poder adquisitivo perdido y actuando en la dirección de fortalecer nuestro incipiente Estado de Bienestar. Para ello, el sindicato reclama una política fiscal que permita recaudar lo suficiente para cubrir los gastos necesarios para el mantenimiento de unos niveles de bienestar acordes con nuestro nivel de desarrollo.