Imprimir

UGT FICA reclama a las patronales agrarias de Huesca que apliquen ya el SMI

El secretario sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola de UGT FICA, Emilio Terrón, insiste en que la Federación no va a parar hasta conseguir dignificar a los trabajadores del campo

 

190718 concentracion fragaLa concentración de trabajadores agrarios ayer en Fraga (Huesca) vuelve a poner en el punto de mira a las patronales agrarias, especialmente a UAGA, que siguen remisas a evitar que los trabajadores del campo, sobre todo los más vulnerables, puedan percibir salarios dignos y trabajar en unas condiciones laborales acordes al siglo XXI. A su negativa a aplicar la actualización del salario mínimo interprofesional, se une también el bloqueo que mantienen en la negociación del convenio colectivo del campo de Huesca, que afecta a 11.000 trabajadores y se lleva negociando desde hace 16 meses.

190718 concentracion fraga1A este respecto, el secretario sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola de UGT FICA, Emilio Terrón, que se sumó ayer a la concentración multitudinaria, ha advertido de la necesidad de alcanzar un acuerdo en el acto de conciliación de mañana previo a la convocatoria de huelga general en el campo. Terrón ha insistido en que UAGA debe cumplir la ley y acatar el dictamen de la Inspección de Trabajo de Huesca, que ha dado la razón a los sindicatos en su reivindicación de un salario mínimo de 12.600 euros al año o lo que es lo mismo 7,159 euros por hora de trabajo, para los trabajadores eventuales y temporeros, que constituyen el colectivo más vulnerable.

Para Emilio Terrón, la resolución de la Inspección de Trabajo de Huesca es "un nuevo paso adelante en la lucha que la Federación mantiene con algunas patronales agrarias, que siguen ancladas en el siglo XIX y empeñadas en ningunear salarios y derechos a los trabajadores más vulnerables". Por ello, Emilio Terrón ha insistido que "UGT FICA no va a parar hasta conseguir dignificar a los trabajadores del campo" y ha señalado que "vamos a seguir denunciando las actitudes de ciertos empresarios que se aprovechan de la vulnerabilidad del sector y desprestigian a quienes sí cumplen con la ley en todos sus términos".