Imprimir

La Inspección de Trabajo de Huesca da la razón a UGT FICA en su denuncia sobre la aplicación del SMI a los trabajadores agrarios

En el escrito de contestación al secretario general de UGT FICA Aragón, José Juan Arcéiz, la inspección estima el salario de trabajo por hora del peón recogedor es de 7,159 euros, resultado de dividir los 12.600 euros anuales entre las 1.760 horas anuales

 

190616 trabajadores campoLa Inspección de Provincial de Trabajo y Seguidad Social de Huesca ha dado la razón al secretario general de UGT FICA Aragón, José Juan Arcéiz, en el contencioso que mantiene con las empresas del sector agrícola de Huesca y la patronal Asaja Huesca respecto a la aplicación del Salario Mínimo Interprofesional a los trabajadores agrarios eventuales y temporeros. Arcéiz denunció el pasado 10 de julio ante la inspección que la aplicación del SMI que realizan las empresas en Huesca, no se ajusta a lo aprobado en el Real Decreto Ley 1462/2018, de 21 de diciembre por el que se fija el SMI para el año 2019. 

En la respuesta a la denuncia, la Inspección de Trabajo de Huesca deja claro que el salario mínimo interprofesional para 2019 es de 12.600 euros al año para cualesquiera actividades en la agricultura, en la indusdtria y en los servicios. Aunque el Real Decreto no establece el cálculo del valor por hora trabajada específica para los trabajadores eventuales y temporeros, "la cuantía del salario profesional no puede resultar inferior a 42,62 euros por jornada legal en la actividad". Por tanto, "para calcular el valor hora habrá que dividir los 12.600 euros anuales entre la jornada legal establecida en el convenio de aplicación, que en el caso concreto se establece en 1.760 horas en su artículo 26, dando como resultado la cantidad de 7,159 euros hora de trabajo".

La negativa de la patronal del sector a incrementar el salario del peón recogedor hasta los 7,15 euros es una de las razones de la concentración convocada por UGT FICA Aragón y CCOO para mañana miercoles, 17 de julio en torno a las 20 horas, en la avenida Aragón de Fraga. Los sindicatos protestan, además, por la situación de bloqueo que mantiene la patronal en la negociación del convenio del campo de Huesca, que afecta a 11.000 trabajadores y se lleva negociando desde hace 16 meses.