UGT FICA traslada al Grupo Parlamentario Socialista sus propuestas para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores agrarios

Antonio Deusa y Emilio Terrón se reunieron ayer con representantes socialistas para recabar su apoyo a la lucha que mantiene la Federación contra el fraude en las contrataciones

 

190207 reunion GP PSOEEl vicesecretario general y responsable del Área Externa de UGT FICA, Antonio Deusa, y el secretario sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola, Emilio Terrón, mantuvieron ayer una reunión con representantes del Grupo Parlamentario Socialista para trasladarles las propuestas del Sindicato para dignificar el sector agrario y acabar con la precariedad laboral que sufren los y las trabajadoras del campo español. En la reunión, tanto Antonio Deusa como Emilio Terrón recordaron que, con la actual normativa de altas y bajas, se deja una puerta abierta al fraude laboral, al permitir que se declaran las jornadas trabajadas dentro de los diez días siguientes al mes en que se han desarrollado, lo que facilita que algunas empresas opten por declarar menos jornadas de las efectivamente trabajadas. Esta dinámica fraudulenta acarrea graves consecuencias para los trabajadores ya que afecta al cobro de sus prestaciones, de la maternidad, de la paternidad, de los subsidios o de las pensiones.

Ambos dirigentes sindicales subrayaron la necesidad de que el Gobierno acometa un cambio normativo que acabe con las bolsas de fraude, que permitieron que el año 2017 se declararan 27 millones de jornadas menos que en 2016, cuando, según datos del Ministerio de Agricultura, la producción aumentó en el mismo periodo en un 60%. A este respecto, reclamaron la necesidad de promover una campaña inspectora intensiva, similar a la llevada a cabo en el Régimen General para los contratos a tiempo parcial, que haga aflorar el fraude que abunda en el sector. Insistieron además en que las inspecciones de trabajo crucen sus datos con los de los empresarios para poder relacionar el producto vendido con las jornadas que realmente han declarado y contrastar los datos. Además, exigieron que, para asegurar el cumplimiento de las condiciones laborales pactadas, todos los acuerdos que se lleven a cabo entre trabajador y empresario se hagan por escrito.

En esta línea, reiteraron la urgencia en impulsar de una vez por todas el desarrollo de ley de integración de los trabajadores del campo al Régimen General de la Seguridad Social para evitar que cuando un trabajador del campo deje de cobrar la prestación de desempleo, pueda acceder a a cobrar la prestación asistencial o la ayuda familiar, al contrario de lo que ocurre en la actualidad. De esta foram se evitará que el trabajador de campo siga siendo considerado de segunda división y no como cualquier otro trabajador.

Los representantes del Grupo Socialista se mostraron sensibles a las propuestas sindicales y se comprometieron a apoyarlas en el Parlamento.