El Gobierno da la espalda al diálogo social en las prácticas no laborables

Este tipo de actitudes llevan a decisiones erróneas o insuficientes

190108 jovenes andan calle ugt1RUGE, Revolución Ugetista, subraya que la disposición adicional quinta del Decreto Ley 28/2018 para la revalorización de las pensiones y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo por la que los estudiantes en prácticas –formativas, no laborales y académicas-  deberán cotizar a la Seguridad Social ha sido aprobado por el Gobierno de manera unilateral, sin previa consulta con los Interlocutores Sociales.

Los jóvenes del sindicato no entienden que después de tres meses de negociaciones del Plan de Empleo Joven en las que las organizaciones sindicales trataron de sacar adelante un Estatuto de las prácticas no laborales mientras que el Gobierno bloqueaba esta iniciativa y la dejaba para una negociación posterior en el marco del Diálogo Social y ahora, apruebe esta modificación en una disposición adicional del último Real Decreto del año.

Para RUGE este tipo de decisiones sólo buscan protagonismo y traicionan los acuerdos alcanzados con los interlocutores sociales, pero hacen flaco favor a las personas en prácticas ya que, para empezar, el Gobierno ha incluido a todas las prácticas en el mismo saco, lo que, como es lógico, ha generado el desconcierto en la comunidad universitaria.

RUGE UGT recuerda algunas de las propuestas sobre prácticas no laborales que ya están encima de la mesa:

Sobre las prácticas curriculares, la organización juvenil sindical reivindica que la representación legal de los trabajadores en las empresas debe tener acceso al convenio de colaboración, al contrato en prácticas y tienen que ser, a todos los efectos, los representantes legítimos de este colectivo mientras se encuentre en la empresa.

De este modo, podrán asegurarse de que no están supliendo un puesto de trabajo, sólo realizan funciones para su formación y no se abusa de esta figura para que haga fotocopias o traiga el café.

Además, RUGE UGT señala que debe existir un máximo de personas en prácticas en función del número de trabajadores en plantilla y que la cotización, en este caso, debe garantizar que ese tiempo sea computable a los efectos de una futura jubilación o Incapacidad permanente.
Sobre las prácticas extracurriculares, la juventud de UGT destaca que deben eliminarse tal y como se conocen en la actualidad ya que la totalidad de las prácticas realizadas bajo esta modalidad solo persiguen el tener una persona, sacando trabajo de la empresa como cualquier otro trabajador en plantilla, pero sin pagar un salario. Ante una modalidad tan abusiva y discriminatoria, la única solución es la supresión y que se pase a laboralizar todas estas fórmulas de prácticas extracurriculares.

Por otro lado, RUGE no comparte que la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y otros organismos, aboguen por mantener estas fórmulas discriminatorias solo bajo la idea de que, si no existieran, este sistema no funcionaría. Hay muchas de soluciones y alternativas para hacer que el sistema de financiación de universidades funcione y lo que no podemos permitir es que, las instituciones que se encuentra en la cúspide de nuestro sistema educativo, estén favoreciendo y defendiendo la explotación de su alumnado, en vez de reivindicar unas condiciones dignas, acordes con el nivel formativo que alcanzan.