Imprimir

Matilde Fernández: "El I Convenio General de la Química pretendía reconocer y que se nos reconociera"

La histórica dirigente ugetista, primera mujer en acceder a la secretaría general de una Federación Estatal, entre 1977 y 1988, intervino ayer en el acto conmemorativo del 40º Aniversario de la firma del convenio

181219 aniversario convenio quimica matildeMatilde Fernández recordó ayer el momento histórico en el que se firmó el I Convenio General de la Industria Química, hace ahora cuarenta años, los mismos años que, no por casualidad, cumple la Constitución Española. Matilde era por aquel entonces la secretaria general de la Federación Industrias Químicas (posteriormente Federación Estatal de Industrias Químicas y Energéticas de UGT), lo era desde su legalización, en 1977, y lo fue hasta el año 1988, en que fue nombrada Ministra de Asuntos Sociales en el gobierno de Felipe González.

Matilde Fernández señaló ayer la coincidencia histórica entre Constitución y Convenio, dos referentes que se elaboraron en un momento en el que "la ciudadanía se movilizaba para desarrollar nuestra joven democracia e intentar recuperar el tiempo perdido".

El convenio general pretendía, por un lado, "reconocer y que se nos reconociera", es decir, "reconocernos mutuamente como organizaciones representativas y ser fundamentales para la defensa de los trabajadores y sus intereses", además de contribuir a la modernización de nuestra economía e industria. Por otro lado, se buscaba unir lo disperso y, en concreto, "dar eficacia a nuestro trabajo sindical, homogeneizar condiciones de trabajo y laborales y reducir el número de convenios existentes". Y ello "sin cortar las alas de las empresas grandes, posibilitando la negociación articulada", que fue motivo de muchos desencuentros.

Otros objetivos que perseguía el convenio eran "hacer desaparecer, por obsoletas, las ordenanzas" laborales; dotar al convenio "de contenidos novedosos y de futuro", como el capítulo de Seguridad e Higiene en el trabajo, de Salud Laboral o el reconocimiento del Sindicato y de sus Secciones Sindicales, "nuestro modelo sindical, el de UGT", como protagonista de la vida de los trabajadores; "manejar la masa salarial", incorporando prestaciones y flecos al montante económico que se distribuiría para todos los trabajadores.

181219 aniversario convenio quimica matilde1Recordó también el debate sobre la eficacia relativa o la eficacia general del convenio, y la firma del Acuerdo Marco Interconfederal en 1979 entre UGT, CEOE y CCOO, que vino a racionalizar la negociación colectiva y llevar la democracia a las empresas, entre otros importantes aspectos. El AMI "lo iniciamos nosotros, los químicos", recordó, y "la negociación confederal nos ayudó a consolidar lo hecho y a seguir profundizado" en el convenio general.

"El parto del convenio fue largo", reconoció. "Iniciamos las negociaciones el 17 de abril de 1978 y las suspendimos el 16 de mayo. Tuvimos que solicitar la convocatoria de huelga general el 2 de junio para reanudar la negociación colectiva" y hubo "muchas y difíciles reuniones" hasta los "últimos empujones" en septiembre y octubre. "El 30 de octubre, la 8ª Acta recogía ya el texto del convenio, y el día 15 de noviembre lo firmamos". A partir de ese momento hubo "mucho trabajo en la Comisión Mixta de Interpretación del Convenio: desenganches, adhesiones parciales, flecos, complementos, tiempo del bocadillo como jornada, jornada anual...".

"Obtuvimos el respeto por nuestro trabajo valiente y esta vieja dirigente se siente muy orgullosa de lo que hicimos: emponderar a un sector importantísimo de la economía y a sus trabajadores".