Pedro Hojas llama a acabar con la impunidad de las multinacionales que deciden marcharse al abrigo de la reforma laboral

El secretario general de UGT FICA, que intervino ayer en el Comité Confederal de UGT, urgió al Gobierno a derogar la reforma laboral para evitar, entre otras muchas consecuencias negativas, la huida unilateral de empresa y la pérdida de miles de puestos de trabajo

 

181120 pedro comite confederalEl secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, advirtió ayer en el Comité Confederal de UGT que “es necesario y de justicia acabar con la impunidad y abuso laboral con el que actúan algunas multinacionales” que, amparadas en una reforma laboral permisiva, “deja en sus manos la posibilidad de decidir cuándo y cómo cierran una planta y deslocalizan la producción a otros países dejando en la calle a miles de trabajadores y a sus familias”.

El secretario general de UGT FICA abogó por “devolver a la autoridad laboral la capacidad de resolver los expedientes de regulación de empleo, previo informe preceptivo de la inspección de trabajo” para “acabar de una vez con la arbitrariedad con la que actúan muchas multinacionales. “No es de recibo que algunas empresas puedan decidir marcharse unilateralmente y dejar tirados a sus trabajadores".

En esta línea, reclamó al Gobierno de Pedro Sánchez que cumpla con sus compromisos y derogue de una vez por todas la Reforma Laboral para evitar, entre otros muchas consecuencia negativas, la huida de empresas de nuestro país y la destrucción de un tejido industrial casi irrecuperable.

Para reindustrializar y recuperar el tejido industrial destruido, Pedro Hojas insistió en la necesidad de que el Ejecutivo construya las mayorías necesarias en el Parlamento para sacar adelante un Pacto de Estado por la Industria. Hojas urgió al desarrollo de medidas y políticas de estado que configuren, en su conjunto, una política industrial integral sostenida en el tiempo que sitúe a la industria como motor de la economía y de la creación de empleo estable y con derechos.

“Cada día que pasa se hace más urgente abrir un amplio debate sobre qué estructura económica queremos para nuestro país, qué medidas han de adoptarse para conseguirlo, qué canales de diálogo social han de establecerse para que, conjuntamente, Administraciones, partidos políticos y agentes sociales, podamos acordar un diagnóstico de la situación, definir los objetivos y diseñar las medidas en materia industrial”, señaló.