El terremoto en el sector automovilístico ha costado ya más de 35.000 empleos. Y ahora viene el tsunami

UGT FICA está trasladando en todos los foros la necesidad de poner en marcha un Pacto de Estado por la Industria que contribuya a minimizar los efectos de la crisis y poder sacar adelante la industria automovilística

 

181019 planta fordEn los últimos meses observamos con preocupación los efectos del terremoto que está sacudiendo al sector automovilístico en toda su extensión y que hasta ahora ha supuesto la pérdida de más de 35.000 empleos. Si no se aplican las medidas adecuadas, el tsunami que viene tras el terremoto va a arrasar no solo con la industria del auto, sino también con gran número de puestos de trabajo que dependen de un sector referente a nivel mundial y esencial para la economía española.

El sector automovilístico da empleo en España a más de 2.000.000 de trabajadores/as distribuidos entre los centros constructores de automóvil, la industria de componentes, concesionarios, distribuidores, talleres, ITVs, servicios, etc…

La criminalización del diésel, las nuevas homologaciones y el acuerdo de reducción de emisiones han afectado enormemente a un sector que en España está conteniendo sus consecuencias negativas gracias a los acuerdos alcanzados en los diferentes centros de trabajo. Desgraciadamente, la falta de política industrial que llevamos denunciado desde hace años, no ha contribuido a frenar este terremoto ni a hacer frente a los retos que está afrontando ya la industria del automóvil.

A diferencia de lo que está ocurriendo en otros países, los acuerdos alcanzados en las distintas plantas han actuado como un dique y han conseguido reducir los efectos del terremoto, pero para afrontar el tsunami que le acompaña van a ser imprescindibles medidas de política industrial dirigidas a salvaguardar el sector.

En los centros de trabajo donde UGT FICA (sindicato mayoritario en el sector) ha sido protagonista de los acuerdos, se ha llevado a cabo una labor sindical dirigida a mejorar la competitividad y a atraer inversiones y productos. Afortunadamente, hemos logrado nuestros objetivos. Pero ante el cambio que se avecina no basta sólo con estos pactos. Ahora es más necesario que nunca que las distintas administraciones se coordinen y pongan en marcha medidas industriales que acompañen a los acuerdos firmados por los/las representantes sindicales. Ha llegado la hora de acometer un Pacto de Estado por la Industria y de apostar por nuestros trabajadores/as y nuestra industria.

181019 planta Citroen VigoDesde UGT FICA reclamamos al anterior Gobierno, y ahora también al actual, una política industrial que garantice el futuro industrial del país. Al anterior Gobierno no le interesó la industria en absoluto, y el actual viene haciendo gestos de tener interés pero insuficientes. Necesitamos medidas urgentes ante una situación cada vez más urgente.

UGT FICA está trasladando en todos los foros los puntos que entiende deben incluirse en ese Pacto de Estado por la Industria. Para la Federación, el principal reto se centra en el mantenimiento del empleo, entendiendo que, para cumplir este objetivo, es fundamental asegurar el tejido industrial. Ambas prioridades vienen entrelazadas y son necesarias para la supervivencia del sector por encima de otras propuestas o valores.

Qué estamos planteando desde el sector automovílistico de UGT FICA:

  1. 1. Contrato Relevo, esencial herramienta de rejuvenecimiento de las plantillas y competitividad.
  2. 2. Plan Estatal de Formación para los/as trabajadores/as dirigida a las nuevas tecnologías y retos de futuro
  3. 3. Potenciar la instalación de plantas de fabricación de baterías que faciliten la consolidación de los centros productivos.
  4. 4. Plan de red de raíl y terrestre para facilitar el flujo logístico.
  5. 5. Plan estatal de puntos de conexión de vehículos eléctricos, híbridos o alternativos.
  6. 6. Plan estatal energético para abastecerme de energía y reducir su coste.
  7. 7. Plan estatal medioambiental para todo el estado.
  8. 8. Potenciar las ayudas a las empresas que inviertan en I+D+i o nuevas tecnologías.
  9. 9. Creación de plan de ayudas para la compra de vehículos verdes.

Junto a estas medidas, y en previsión de los cambios que se anuncian en aspectos como movilidad, robotización, digitalización, etc., estamos planteando medidas complementarias a las anteriores y dirigidas a paliar un posible excedente, como son:

  1. 1. Treinta y dos horas semanales como fórmula de distribuir el trabajo.
  2. 2. Jubilación a los 60 años con coeficientes reductores para fomentar el ingreso de jóvenes en el mundo laboral.
  3. 3. Minimizar la temporalidad con un acuerdo estatal.
  4. 4. Convenio sectorial de referencia mínima para obligar a las empresas multiservicios o centros especiales de empleo que apliquen esos mínimos.

181019 planta seatSi hasta ahora hemos sido capaces de contener la crisis con la única protección de los acuerdos alcanzados en los centros de trabajo, ¿de qué no seremos capaces si contamos además con una política industrial que apoye a nuestros sectores?

Estamos convencidos de que si conseguimos aunar ambos factores y trabajar juntos en la misma dirección, vamos a poder sacar adelante la industria automovilística y a seguir ejerciendo de motor de arrastre para el resto de sectores industriales de nuestro país. Estamos ante una tesitura quizá histórica y debemos protegernos del tsunami para fortalecer nuestra industrial del automóvil.

Ha llegado el momento de que las políticas refuercen el trabajo que hacemos desde los sindicatos. De lo que hagamos entre todos va a depender la pervivencia de la industria del automóvil en nuestro país.