Compromiso de diálogo para un acuerdo estratégico por la energía

 

El sindicato ha trasladado al Gobierno la necesidad de seguir manteniendo el mix energético, que aporte seguridad en el suministro de energía, para seguir caminando en la línea de cumplir los objetivos de emisiones marcados por la Unión Europea

180720 pepe alvarez teresa ribera medio ambiente ugtEl Gobierno abrirá, a petición de UGT, una mesa de diálogo social para alcanzar un acuerdo estratégico por la energía que asegure una transición justa, sostenible y socialmente responsable con el medioambiente. Ésta es una de las principales conclusiones de la reunión que esta mañana ha mantenido una delegación de UGT, encabezada por su Secretario General, Pepe Álvarez, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. En la reunión también han participado por parte del sindicato, la Secretaria de Salud Laboral y Medioambiente, Ana García de la Torre, y el Secretario General de la Federación de Industria, Construcción y Agro (UGT FICA), Pedro Hojas.

El sindicato ha trasladado al Gobierno la necesidad de seguir manteniendo el mix energético, que aporte seguridad en el suministro de energía, para seguir caminando en la línea de cumplir los objetivos de emisiones marcados por la Unión Europea. Dentro del objetivo de una transición justa sostenible y socialmente responsable, hemos coincidido en que es necesario un análisis a nivel territorial de la situación, para realizar planes estratégicos, específicos que permitan desarrollar actuaciones concretas y adecuadas a la realidad de cada región, con el fin de asentar el empleo a nivel local y regional, no solo de los empleos directos sino también de los indirectos e inducidos.

La ministra de Transición Ecológica también se ha mostrado de acuerdo con UGT en la importancia de analizar, con todas las partes implicadas del sector de la automoción, la trasformación que se está produciendo en esta industria, aceptando la ministra la creación de una mesa de movilidad, donde se concrete un plan de actuaciones de futuro para el sector y en concreto establecer estrategias que permitan hacer la transformación de los coches de diésel mediante una transición justa y acompasada.

UGT defiende que la transición hacia nuevas alternativas de combustión se debe hacer de una forma progresiva y coherente, teniendo en cuenta, aparte de las cuestiones medioambientales, la estabilidad en el empleo y el impacto sobre la industria de nuestro país.

Desde el Sindicato venimos apostando por fórmulas para afrontar los retos de futuro del sector, tanto en lo que se refiere al debate europeo sobre las emisiones, como a las medidas que se deben adoptar en España, para garantizar la competitividad de la industria automovilística, y esto ha de llevarse a cabo con la participación de todos los agentes sociales del sector.