UGT FICA aboga por la dignificación de la Construcción y sus profesionales y por evitar que sea utilizada para parchear problemas sociales serios

El sector necesita trabajadores cualificados y formados en prevención de riesgos para acabar con la alta siniestralidad que registra

180529 CONSTRUCCIONUGT FICA considera muy desaventuradas las declaraciones de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que ha anunciado que pedirá a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que los inmigrantes sin papeles puedan trabajar legalmente de forma temporal en sectores como el de la Construcción. Está claro que no le falta buena voluntad pero evidencia un inmenso desconocimiento de la realidad de sector.

En los últimos años, la Construcción en nuestro país está inmersa en un proceso de profesionalización imparable, muy distante del cajón de sastre laboral en el que se había convertido en épocas pasadas. Gracias a la negociación colectiva, se han introducido mejoras en el convenio estatal en las que, por ejemplo, se estipula que para poder trabajar en el sector los trabajadores han de contar con la tarjeta laboral de la construcción, que garantiza que esa persona ha recibido la formación adecuada en materia de prevención de riesgos laborales y avala su formación, su cualificación y su experiencia en el sector. Esta es una medida para luchar contra los altos índices de siniestralidad que registra la construcción en nuestro país, que en los últimos días se ha cobrado unas cuantas nuevas víctimas.

El trabajo en la Construcción requiere trabajadores cualificados formados para desarrollar su labor con las medidas de seguridad adecuadas para minimizar al máximo cualquier tipo de riesgo. Consideramos que pueden ser loables las intenciones de la alcaldesa para dar una oportunidad a los inmigrantes sin papeles pero no a cualquier precio, unos trabajadores sin ningún tipo de cualificación y sin formación en seguridad laboral están expuestos a ser carne de cañón y por ello no se pueden hacer brindis al sol alegremente. Desde UGT FICA siempre hemos defendido que cualquier persona puede trabajar en el sector acreditando una capacitación previa a través de la tarjeta laboral de la Construcción, pero antes ha de formarse para evitar ser una cifra más en las estadísticas de siniestralidad laboral.

Para UGT FICA la consolidación del sector no vale cualquier empleo, la construcción necesita buenos profesionales y atraer a los jóvenes para evitar el envejecimiento de las plantillas, y esto sólo se conseguirá con mayor estabilidad laboral, buenos salarios, mejores condiciones de trabajo y una formación permanente.