UGT FICA urge al Gobierno a erradicar la explotación laboral en la industria cárnica

Emplazamos al Ejecutivo a una pronta actuación a través de medidas legales y el refuerzo de la Inspección de Trabajo 

 

180427 carnicasCon la perspectiva de la moción de censura en el horizonte más inmediato, desde UGT FICA no vamos a consentir que determinados problemas, en cuya solución es necesaria una decidida intervención del Gobierno, pasen a un segundo plano. Uno de ellos es la explotación laboral de los denominados “falsos autónomos” que proliferan a través de las cooperativas de trabajo asociado en la industria cárnica de nuestro país.

 La externalización de actividades por parte de las empresas del sector en busca del máximo beneficio, los huecos en la Ley de Cooperativas y la desidia de las Administraciones han generado un caldo de cultivo en el que trabajadores y trabajadoras se ven obligados a ingresar en este tipo de cooperativas para acceder a un empleo en condiciones precarias y salarios de miseria. El uso y abuso de estas prácticas empresariales ha generado además un dumping social en el sector, pues estos trabajadores y trabajadoras ocupan puestos que corresponderían a la plantilla contratada por cuenta ajena en las empresas.

Este problema tiene un carácter estructural en la industria cárnica y desde UGT FICA, como sindicato mayoritario en el sector, hemos venido luchando contra él en todos los ámbitos con todos los instrumentos a nuestro alcance. Como fruto de nuestra presión, hemos conseguido que la Inspección de Trabajo actúe contra varias empresas y que se las obligue a contratar a sus falsos autónomos con la antigüedad correspondiente y a devolverles lo que habían cotizado de su bolsillo a la Seguridad Social.

 Sin embargo, la dimensión del problema requiere la actuación inmediata y tajante del Gobierno para reforzar la Inspección de Trabajo para combatir el fraude, e introducir modificaciones legislativas necesarias para que los convenios estatales de la Industria Cárnica y de Mataderos de Aves y Conejos, actuales marcos reguladores del sector, sean de aplicación obligatoria no sólo para los trabajadores y trabajadoras es esta industria, sino también para los socios cooperativistas que prestan sus servicios en las empresas.

Acabar con la explotación laboral de estos trabajadores no admite prórrogas, y por ello debe ser prioritario en la agenda del Gobierno, sea el que sea el contexto político. Para UGT FICA erradicar esta situación no admite prórrogas y no vamos a consentir respuestas tibias para la solución de este problema.