Se confirman los peores presagios: hallan el cadáver de uno de los dos obreros desaparecidos en el derrumbe de ayer

UGT FICA lamenta esta nueva muerte, que se une a la del trabajador fallecido hoy en una obra en Valencia, que confirman la falta de medidas de prevención y la realidad de un sector que sitúa el accidente laboral en la categoría de normalidad cuando debería ser una lacra a erradicar

 

180524 accidente Martinez CamposDesgraciadamente, las esperanzas de encontrar con vida a los dos trabajadores de la empresa Aldesa sepultados ayer por el derrumbe de un edificio en obras de la calle Martínez Campos han sufrido un serio revés al confirmarse hoy el hallazgo por parte de los bomberos de uno de los trabajadores, J.M.S.T. 

Y como una vuelta de tuerca más, debemos consignar también hoy la muerte de otro trabajador en Valenci al caer de un andamio desde una altura de cinco pisos cuando trabajaba en las obras de un colegio mayor.

Una vez más la realidad se ha impuesto a la esperanza y debemos consignar más trabajadores fallecidos en el sector de la construcción. Desde UGT FICA asistimos con preocupación creciente al incremento de la siniestralidad en la construcción y por ello volvemos a exigir un mayor esfuerzo inversor por parte de las Administración Públicas para que velen por el cumplimiento de la ley en materia de prevención de riesgos laborales. El miedo a quedarse sin empleo y la creciente precariedad laboral están llevando a los trabajadores a un callejón sin salida en el que se requieren ya de medidas específicas. ¿Cuántos trabajadores deben de sufrir un accidente laboral para que la administración y las empresas se tomen en serio la prevención? 

UGT FICA reclama una vez más a las Administraciones una contundente y clara campaña de la Inspección de Trabajo y Seguridad que persiga no sólo el cumplimiento estricto de las medidas de seguridad y salud en el trabajo, sino también de las condiciones laborales, especialmente en lo referente a las jornadas pactadas en los convenios. Los accidentes ocurridos en nuestro país reflejan un preocupante relajamiento en las actividades preventivas agudizado durante la crisis económica que no se ha vuelto a recuperar, y manifiestan una vez más la necesidad urgente de que las Administraciones Públicas pongan más énfasis en invertir en recursos humanos y económicos para mejorar la labor inspectora y la prevención en los lugares de trabajo, luchar contra el trabajo precario y eliminar el trabajo no declarado, donde se concentran los mayores niveles de sobreexplotación. Consideramos que la crisis y sus consecuencias económicas y financieras no pueden solapar una realidad tan evidente como la incidencia de la crisis en el plano laboral y en el incremento en la precariedad laboral. 

UGT FICA no va a consentir que en este país sigan muriendo trabajadores en los tajos y la sociedad los vea como algo normal. Un accidente laboral no debe ni puede ser lo normal. El Gobierno y las distintas administraciones públicas deben implicarse en erradicar esta lacra y asegurar que los trabajadores regresen con sus familias cuando finalicen su jornada laboral. Necesitamos un país en el que sus gobernantes velen por la vida y la seguridad de sus trabajadores y trabajadoras.