Un paso más para abolir la explotación de los “falsos autónomos” en la industria cárnica

UGT FICA aplaude la labor de la Inspección de Trabajo, que ha obligado a regular la situación de unos 500 trabajadores de una cooperativa de trabajo asociado del sector

180427 carnicasDesde UGT FICA nos congratulamos de que la eficaz intervención de la Inspección de Trabajo en la industria cárnica de nuestro país esté dando buenos resultados para acabar con la explotación de los llamados “falsos autónomos”. Lo ocurrido en los pasados días en una gran cooperativa de trabajo asociado de Osona, que daba servicios a un matadero de una importante firma del sector, significa un paso adelante en las reivindicaciones que desde nuestro sindicato venimos reclamando para la industria cárnica.

La actuación de Trabajo ha forzado la regularización de unos 500 trabajadores, la mayoría inmigrantes, que han pasado de hacer jornadas laborales de hasta 14 horas y cobrar por debajo del convenio a ser asalariados en la misma cooperativa bajo el régimen general. La Inspección también va a proponer un acta de infracción que podría traducirse en una sanción multimillonaria para las empresas que actúen en fraude de ley.

Lo triste de la noticia es que, demostrando su catadura moral y huyendo de las responsabilidades, el grupo propietario del matadero ha extinguido el contrato con la cooperativa, dejando en el aire el futuro de estos trabajadores al resultarles tan rentables estos servicios. Desde UGT FICA exigimos las medidas necesarias para impedir que este tipo de empresas puedan seguir beneficiándose de la desprotección de estos trabajadores y trabajadoras para mantener sus márgenes de beneficio.

Erradicar este tipo de prácticas laborales y acabar con la picaresca empresarial en la industria cárnica es un reto de vital importancia para UGT FICA. Y para conseguirlo estamos actuando en todos los ámbitos a nuestro alcance, denunciando ante la Inspección de Trabajo de todo el país todas aquellas cooperativas que están en fraude de ley, aunque somos conscientes de que la solución definitiva requiere una actuación contundente por parte del Gobierno del PP.

A tal efecto hemos manteniendo reuniones con la Secretaría de Estado de Empleo para presionar con medidas efectivas que pongan fin a estos métodos de explotación de los trabajadores y trabajadoras. Nuestras propuestas mantienen como marco regulador para el sector los convenios sectoriales de su ámbito, el de la Industria Cárnica y el de Mataderos de Aves y Conejos, reforzados con las medidas legislativas necesarias para garantizar que su aplicación sea obligatoria tanto para los trabajadores en plantilla como los subcontratados a través de estas cooperativas. Esta iniciativa debería acompañada por la introducción de modificaciones en la Ley 27/1999 de Cooperativas para cerrar los huecos que aprovechan estas asociaciones para actuar en fraude de ley y, por supuesto, reforzar la capacidad de la Inspección de Trabajo, cuya función podría potenciarse exponencialmente dotándola de más medios y recursos.

Confiamos en que este nuevo golpe contra el fraude en la industria cárnica sirva para que el Gobierno tome conciencia de que si quiere, puede acabar con la explotación laboral en el sector, y que para ello cuanta con nuestro más absoluto compromiso y colaboración para alcanzar un acuerdo. Pero si el Ministerio de Empleo no actúa ya para impedir esta situación gravante, la UGT va a continuar con la denuncia y la protesta, la movilización y el conflicto si es necesario.

Mientras tanto proseguimos con nuestra campaña para denunciar las malas prácticas generalizadas en este tipo de cooperativas, informar a los cooperativistas y animarles a defender sus derechos y denunciar situaciones fraudulentas. En UGT FICA estamos decididos a erradicar de una vez por todas estas formas de abuso y explotación en la industria cárnica de nuestro país.