Imprimir

La negociación del convenio de la pizarra en León continúa enquistada en la revisión salarial

Los sindicatos rebajan sus pretensiones y abogan por un incremento del 4,5% para el trienio. En el encuentro se avanzó sobre el tema de las indemnizaciones, pero se pospusieron puntos como los días festivos y los derechos de las parejas de hecho

Nueva ronda negociadora entre representantes patronales y sindicatos en la negociación del convenio colectivo para el sector de la pizarra para el próximo trienio. Un encuentro que, como los anteriores se desarrolló en la sede de la Cámara de Comercio de Ponferrada, y que, a diferencia de los previos, en esta ocasión, sí160919 convenio pizarra logró cerrar alguno de los puntos en los que se han centrado las negociaciones.

Éste, no es otro que el tema de los seguros, en el que las partes acordaron eliminar el que se venía suscribiendo para incapacidad parcial, a cambio de incrementar considerablemente las cuantías indemnizatorias por fallecimiento o invalidez. Estas han pasado de los 37.000 y 28.000 euros que se establecían en el último convenio, a los 45.000 que se han acordado para el que está en negociación.

Más distancia separa a las partes en lo concerniente al incremento salarial para los tres años en que estará en vigor el convenio que se está negociando. En la reunión de ayer, finalmente, la patronal abandonó su postura inmovilista de mantener congelados los sueldos durante el próximo trienio, para descolgarse con dos propuestas.

En la primera, las patronales plantearon una subida del 0,20 hasta 2018, un planteamiento que llegó hasta el 0,65% para ese periodo a razón del 0,15 en 2016, 0,25 en 2017 y 0,25 en 2018.

Por parte de la representación de los trabajadores rebajaron sus aspiraciones para dejar su petición de incremento salarial en el 4,5% hasta 2018 (con subidas del 1% en 2016, 1,5% en 2017 y 2% en 2018).

Manuel Luna, secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT en León, manifestó al término de la reunión que “los que más nos movemos somos nosotros” equiparándolo a una partida de ajedrez entre patronal y sindicatos. Tenemos que ser capaces de buscar la mejor salida para los 2500 trabajadores que afecta este nuevo convenio en el Bierzo y la Cabrera, asevero Luna.

En otros aspectos de la negociación las posturas todavía están muy distantes. Este es el caso de las jornadas laborales. Aquí, a la pretensión planteada por UGT, de que los días 24 y 31 de diciembre sean considerados festivos y no recuperables, la patronal ha respondido con un ‘no’ rotundo.

Esta, por su parte, ha propuesto la eliminación de la cláusula de revisión salarial en caso de desviación del IPC. "Podemos dejarla en suspensión, pues es cierto que en los últimos años ha sido negativa, pero no vamos a permitir que desaparezca", señaló Luna.

Desde la Federación de Industria, Construcción y agro de UGT en León, entendemos que lo que nos separa todavía es mucho y no tenemos claro hasta donde vamos a ser capaces de reducir las diferencias planteadas por las patronales.

Lo que tenemos muy claro, es que actuaremos desde la responsabilidad que siempre caracteriza a nuestra organización, en la búsqueda de las mejores soluciones para el conjunto de los trabadores.

Gabinete de Comunicación
MCA-UGT Castilla y León