La política industrial, centro del debate del encuentro hispano alemán celebrado en Barcelona

Por parte de la federación estatal de UGT FICA asistieron el secretario de Política Industrial, Carmelo Ruiz de la Hermosa, y el secretario sectorial de Industria Automovilística, Jordi Carmona

180423 Seminario binacionalLos días 18 y 19 de abril de 2018 se llevó a cabo en Barcelona, en las sedes de CCOO de Industria de Catalunya y de UGT-FICA de Catalunya respectivamente, un encuentro hispano-alemán sobre política industrial. Este encuentro, que tiene carácter periódico, surge como consecuencia de un acuerdo suscrito entre UGT FICA, CCOO de Industria e IG Metall.

En esta ocasión se abordaron diferentes aspectos sobre la actual situación política y económica tanto de nuestro país como de Alemania, analizándose su repercusión sobre la política industrial y buscando espacios de trabajo, de cooperación y de mejora de las capacidades de reivinidicación y desarrollo de las distintas estrategias industriales.

Destacar que este encuentro se ha vertebrado sobre el debate en torno a la transformación energética y su repercusión sobre la industria manufacturera en general y el sector automovilístico en particular, poniendo encima de la mesa líneas de trabajo para configurar dicha transformación y los desafíos que ello comporta, así como las perspectivas que se van a generar en la industria española, europea y alemana.

180423 Seminario binacional 1Nuestro objetivo común es fomentar el futuro de la industria, pero subrayando la importancia de crear y garantizar el empleo de calidad y con alto valor añadido.

En España existen 2 millones de trabajadores vinculados al sector de la industria Automovilistica, se producen 2,8 millones de vehículos de los que se exportan el 85%. Este sector de la industria está alcanzando un crecimiento de casi un 5% en este último año.

En Alemania trabajan unas 900.000 personas en el sector, industria auxiliar inclusive. En 2017 se produjeron 5,65 millones de vehículos de los que se exportó el 75%.

Con estas cifras queda patente la importancia del sector para la industria, los trabajadores y la economía de ambos países. De ahí la importancia de los intercambios de información y experiencias entre los sindicatos de ambos países, así como la coordinación de líneas de trabajo comunes que nos permitan superar los desafíos a los que nos enfrentamos en la actualidad.