UGT FICA muestra su preocupación por el informe de la CNMC sobre la demanda de interrumpibilidad

La Federación manifiesta su total oposición al informe emitido por el organismo público por entender que soslaya las partes del actual sistema que garantizan la libre competencia del sistema de asignación

 

180419 interrumpibilidadDesde la Federación de Industria, Construcción y Agro de la Unión General de Trabajadores (UGT FICA), queremos manifestar nuestra preocupación por las consideraciones y conclusiones emitidas en la nota de prensa publicada ayer por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en relación con la asignación del servicio de gestión demanda interrumpibilidad.

En UGT FICA desconocemos las razones por las que se ha elegido este momento para verter y publicitar este informe, en el que se cuestiona un modelo vigente desde hace ya 4 años que, siendo imperfecto, como hemos manifestado públicamente en numerosas ocasiones al no garantizar la competitividad de las empresas españolas, es la única medida compensatoria a las empresas electrointensivas de nuestro país. Por cierto, medidas compensatorias similares a las que todos los estados miembros de la UE llevan a cabo en sus respectivos países (véasen los casos de Italia, Alemania y Francia).

Con la nota publicada ayer, la CNMC, organismo público cuya función principal es promover y defender el buen funcionamiento de todos los mercados en interés de los consumidores y de las empresas, puede perjudicar seriamente los interés de las empresas en sectores claves de nuestro país (metalurgia, siderurgia, químico, gases, cementeras) y, por derivación, también a los intereses trabajadores/consumidores, cifrados en 66.000 empleos directos, más 200.000 indirectos.

UGT FICA manifiesta su total oposición al informe emitido por CNMC por entender que soslaya las partes del actual sistema que garantizan la libre competencia del sistema de asignación. Como ejemplo de ello, basta recordar que importantes empresas del sector no han podido acceder a esta tarifa desde su primera subasta por no ofertarse todos los paquetes de MW necesarios para cubrir todas las demandas y necesidades o por no poder cumplir los fuertes requisitos de consumo mínimo mensual marcados por la administración publica.

UGT FICA entiende que la CNMC tampoco acierta en su valoración de las implicaciones de variar los productos de 90 a 40 MW, al no evaluar suficientemente que, a partir de este momento, con una oferta similar o menor de producto, habrá mas demandantes que deberán competir entre si para cubrir sus necesidades productivas.

Para finalizar, UGT FICA lamenta el escaso sentido de la responsabilidad de las Administraciones Públicas implicadas, dado que sus manifestaciones y actos suponen un serio perjuicio para los trabajadores de nuestro país. La Federación vuelve a ponerse a disposición de todos los agentes públicos y privados implicados en esta materia, fundamental para el sector industrial español, al objeto de trasladarles todas sus propuestas.