Trabajo sanciona a Terfrisa por tener a más de la mitad de la plantilla como falsos autónomos

UGT FICA considera que la multa de 800.000 euros es "modélica" y anuncia que se va a personar en la causa judicial

 

180220 terfrisaEl departamento de Trabajo de la Generalitat ha sancionado con 800.000 euros a la empresa cárnica gerundense Frigorífics de l’Empordà (Terfrisa), por mantener a más de la mitad de los trabajadores de su plantilla como falsos autónomos. En concreto, de los 269 empleados, 175 eran falsos autónomos.

El caso arranca tras la denuncia interpuesta por UGT FICA el pasado mes de julio, que conllevó varias inspecciones en las instalaciones que la empresa tenía en Vilamalla (Alto Ampurdá. La secretaria del sector de Alimentación, Bebidas y Tabaco de UGT FICA Catalunya, Alicia Buil, considera que la sanción es "modélica" y señala que el Sindicato se va a personar en la causa judicial abierta contra Terfrisa, para "defender los derechos de los trabajadores" que figuraban como falsos autónomos. El resto de empleados de Terfrisa, un total de 94, forman parte actualmente de la plantilla de Grupo Cañigueral, la empresa que ha absorbido Terfrisa tras su cierre.

UGT FICA Catalunya valora "muy positivamente" la decisión de Trabajo, no tanto por la cuantía económica que se impone, "sino por lo que supone" de reconocimiento de que se trata de una contratación fraudulenta realizada a través de las falsas cooperativas", señala Alicia Buil.

Desde UGT FICA Catalunya, sin embargo, lamentan la proliferación en los últimos años en el sector de las falsas cooperativas, a través de las cuales las empresas contratan trabajadores que, en realidad, son falsos autónomos. En el caso de Terfrisa, los falsos autónomos alcanzaban la cifra de 175 trabajadores de un total de 269 empeados. En la práctica, significa que el 65% de la plantilla no se beneficiaba de derechos laborales como vacaciones o coger una baja, a pesar de relizar el mismo trabajo que el resto de la plantilla.

Buil subraya que la sanción tiene en cuenta el hecho de que sean falsas cooperativas y por tanto pueden obtener la licencia para operar en el sector. "Para el Sindicato es importante visibilizar un problema que hace mucho tiempo que venimos denunciando", señala. Esta sanción podría no ser la última para Terfrisa, ya que la Seguridad Social está estudiando la posibilidad de multar a la empresa por el tiempo que ha dejado de pagar las cotizaciones de los falsos autónomos. Además, desde el Departamento de Trabajo se está valorando la posibilidad de castigar a las dos cooperativas vinculadas a la compañía, además de la ETT Marlex.

En este último caso, las sanciones se impondrían por haber contratado personal, que posteriormente ha formado parte de Terfrisa, sin que hubiera un motivo concreto, como un incremento de trabajo o de producción.  "No es normal que una empresa tenga tantos trabajadores fuera de plantilla", concluye Buil.