UGT FICA denuncia la estrategia de ENEL de despedir trabajadores de Endesa y subcontratar la actividad fuera de nuestro país

La compañía italiana sigue descapitalizando a la que, hasta hace diez años, era la primera eléctrica de este país

180117 endesa enel

La multinacional italiana ENEL continúa con su expolio de Endesa y vuelve a demostrar que su única preocupación en la gestión de Endesa es la obtención rápida de dividendos.

 Para obtener estos beneficios, ENEL viene utilizando métodos tan burdos como la descapitalización, la externalización, la desregulación de las condiciones laborales y ahora también la deslocalización. 

El último ejemplo de esta estrategia ha sido el despido de los trabajadores que venían gestionando las salas de formación de Endesa. Estos trabajadores que, en algunos casos, superan los 14 años de antigüedad, han visto cómo se ha puesto fin a sus contratos para llevarse sus actividades a otros países, en este caso a Rumanía y la India. Al mismo tiempo, ENEL sigue en su línea de deslocalizar la gestión de tareas tan sensibles para Endesa como la gestión de la atención a los empleados o incluso la elaboración de las nóminas. 

Desde que tomó el control de Endesa, hace más de diez años, ENEL tan solo se ha preocupado de convertir a Endesa en una fuente de financiación, sin importarle la situación de la compañía española y mucho menos la de sus trabajadores y trabajadoras.

UGT FICA recuerda que en estos diez años las inversiones comprometidas han brillado por su ausencia y se ha orquestado una campaña de reparto íntegro de dividendos que está descapitalizando por completo a la que en otro tiempo fuera la primera eléctrica de este país.