Imprimir

UGT FICA exige un acuerdo urgente de venta del carbón nacional

Tras las negociaciones llevadas a cabo por la Federación con las partes implicadas. El Sindicato demanda además el cumplimiento del Marco de Actuación 2013-2018, y apuesta por el futuro para el sector más allá de 2018 y la reactivación de las Comarcas Mineras 

170926 Victor FernandezTranscurridos varios días desde la negociación con las partes implicadas por parte de UGT FICA y de conseguir el desbloqueo, el secretario sectorial Minero, Víctor Fernández, exige, en las conversaciones que dan comienzo hoy entre ENDESA y las compañías mineras, la recuperación urgente y a través del acuerdo, de las ventas de carbón nacional a todas las empresas que no suministran en la actualidad (UMINSA, HBG y Asturleonesa) y se les unan el resto de las compañías eléctricas además de que durante el mes de octubre las empresas puedan estar ya vendiendo carbón a las compañías eléctricas y los trabajadores en sus puestos de trabajo y no en ERES ni ERTES.

El primer paso en la actuación sobre el futuro del sector de la minería del carbón autóctono en nuestro país pasa por que las empresas vendan el mineral necesario a las compañías eléctricas para el mantenimiento de su actividad y los correspondientes puestos de trabajo y que antes, al mismo tiempo o pocos días después, se abra por parte del Gobierno de la Nación un cauce de diálogo con, como mínimo, las partes que venimos acordando y firmando los diferentes planes de la minería del carbón desde 1998 hasta la actualidad y acordar poner en marcha lo siguiente: 

-La adopción de las decisiones necesarias que permitan el mantenimiento de una producción de carbón autóctono y que asegure su uso en las centrales térmicas de generación eléctrica. El carbón continúa siendo necesario como energía de respaldo, además de para garantizar la seguridad del suministro y la estabilización de precios de la energía, y más aún en un periodo de transición energética complementariamente al desarrollo de las fuentes de energías renovables, y todo ello para asegurar una participación suficiente del carbón nacional en el Mix de generación eléctrica para todo el período cubierto por este Marco de actuación y más allá en el tiempo con la posibilidad de firmar contratos a largo plazo entre compañías eléctricas y empresas mineras.

-Acordar un mecanismo que permita la mejora medioambiental y la desnitrificación de las emisiones en instalaciones de producción de electricidad con carbón autóctono tal como el céntimo verde o similar.

-Fomentar el desarrollo de proyectos empresariales generadores de empleo y el apoyo a la creación de infraestructuras a la vez que se incentiva la contratación de los trabajadores desempleados como consecuencia del cese de la explotación minera, sin olvidar la Formación.

-Ejecución de los proyectos tramitados de acuerdo a la normativa sobre "Fondos Mineros" que se encuentran arbitrariamente paralizados y el pago de los mismos.

-Analizar la posibilidad de aplicar factores que pudieran beneficiar al conjunto sector, entre otros un IVA supe reducido.

-Retomar e impulsar los proyectos de Captación, Secuestro y Almacenamiento de CO2 para dar cumplimiento a las obligaciones contraídas en los Acuerdos de París.

-Cumplimiento por parte del actual Gobierno de su compromiso de sustituir el procedimiento mencionado de restricciones por garantía de suministro, por otro procedimiento que garantice la participación del 7,5 % acordado de carbón nacional en el mix de generación eléctrica medido en términos anuales. Por lo que, si las ayudas indirectas a través de Obligaciones de Servicio Público son compatibles con el derecho comunitario y pueden aplicarse, ahora y después de 2018, aquí tenemos una de las posibles soluciones. 

“Una de las posibilidades para cumplir, en parte al menos, el compromiso del Marco de Actuación 2013-2018 sería”, asegura Víctor Fernández, “establecer una nueva obligación de servicio público similar a la ligada al RD 134/2010”.

Por otra parte, en la anterior legislatura, el MINETUR comenzó la tramitación de un procedimiento vinculado al mecanismo de pagos por capacidad de generación, ideado para condicionar una ayuda a las inversiones de las eléctricas en adaptación de las centrales térmicas a los requerimientos de la Directiva de Emisiones Industriales a la compra de carbón autóctono. Sin embargo, el procedimiento no ha avanzado, y sigue siendo aún más necesario ponerlo en marcha en la actualidad.

Además España tiene que oponerse  a la eliminación de las OSP de la Directiva (EU) 2009/71, por razón de seguridad de aprovisionamiento y al artículo que establecía, en base a esta OSP, la posibilidad de dar preferencia a la electricidad con hasta el 15% de combustibles autóctonos.

Añadido a todas estas propuestas hay esta ultima que es necesaria e indispensable para llevar adelante el proceso de continuidad del sector de la minería del carbón autóctono en España:

-Perseverar en la continuidad de las explotaciones mineras durante los años 2017 y 2018 y más allá del 2018 tal y como ha reclamado el Consejo Económico y Social europeo en un informe reciente, y estudiar la necesidad de acordar nuevas medidas de futuro que en su día releven a las actuales a partir de 2018 en materias tanto, sociales como de reactivación (infraestructuras, empresariales y formación), hasta que el cambio económico e industrial de las Comarcas Mineras sea una realidad y los jóvenes prioritariamente, junto al resto de la población que allí habitan, tengan garantías de poder vivir y trabajar voluntariamente en su territorio habitual en definitiva las partes deberán empezar en breve a negociar un nuevo ACUERDO MARCO con la referencia de los anteriores cuya vigencia sea superior al 2023 y dentro de los parámetros expuestos en este comunicado, a la vez que deberán dirigirse a los responsables de la UE para solucionar todo tipo de trabas que pudieran existir por parte de las autoridades europeas incluidas las de la DECISION de cierres de 2010 y los acuerdos pudieran llevarse a efecto.

-Así mismo seguimos reclamando el pago de las cantidades adeudadas por las diferentes empresas a sus trabajadores.

“Queda mucho trabajo por realizar” señala Fernández, “pero estoy seguro de que, con voluntad política por todas las partes, el sector puede salir adelante, ya que en caso contrario se verá abocado, junto con sus trabajadores y las comarcas mineras, al paro y a la desolación, responsabilidad que recaerá en quienes se nieguen a llegar a acuerdos que permitan un futuro estable para el sector, sus trabajadores y las comarcas mineras”.

Desde UGT FICA la intención es acordar, en la línea de lo aprobado en su Congreso y su Conferencia Sectorial de la Minería y así se hará.