Imprimir

UGT FICA denuncia que las gasolineras desatendidas destruyen empleo e incumplen la normativa en materia de seguridad y consumo

La Federación, junto a CCOO, las patronales CEEES y Aevecar, y la confederación de personas discapacitadas, Cocemfe, han presentado hoy un estudio en la Comisión de Energía del Congreso de los Diputados en el que critica la falta de control de estas estaciones de servicio


170629 estaciones desatendidasUGT FICA, junto a CCOO de Industria, las patronales CEEES y Aevecar, y la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) han denunciado hoy en la Comisión de Energía del Congreso de los Diputados que las gasolineras desatendidas incumplen sistemáticamente numerosos aspectos de las normativas que se exigen a las gasolineras tradicionales, entre ellos artículos específicos de las normativas en materia de seguridad de las instalaciones, en materia de consumo, en materia de transporte de mercancías peligrosas, en materia de seguridad pública, en materia fiscal, de incumplimiento ante la administración y de discriminación hacia las personas con discapacidades, entre otros. En la reunión ha participado, por parte de UGT FICA, el secretario del Sector Energético, Andrés Muñoz.

El estudio critica además que pese a que las gasolineras desatendidas crecieron un 8,5% en el periodo que va de 2011 a 2016. Este incremento en los puntos de venta no se ha visto traducido en un crecimiento en el empleo del sector, que ha caído de los 54.800 empleos que había en 2014, a los 52.100 registrados en 2016, lo que significa que cada nueva gasolinera desatendida abierta en nuestro país supone la destrucción de 6 puestos de trabajo en el sector. Solo en los dos últimos años, la red ha experimentado un crecimiento neto de 476 gasolineras desatendidas más.

170317 gasolineras desatendidasAnte este panorama, UGT FICA sigue reivindicando la necesidad de que la regulación de las estaciones de servicio desatendidas se efectúe desde el ámbito nacional mediante una ley específica. La norma debería recoger necesariamente la obligatoriedad de que todas y cada una de las gasolineras de nuestro país por motivos de seguridad cuenten con, al menos, una persona de servicio las 24 horas para atender al público, y especialmente a las personas discapacitadas.

A este respecto, la Federación reclama la presencia de trabajadores en las estaciones de servicio, por su profesionalidad y formación, de cara a la atención a los usuarios con un objetivo primordial de contribuir al mantenimiento del empleo en España.