UGT FICA advierte que no va a permitir medidas traumáticas para los trabajadores de ABB afectados por el nuevo ERE

La Federación, que ha hecho gestiones para reclamar la mediación de la Dirección General de Trabajo, va a mantener contactos con el Ministerio de Industria y el grupo parlamentario socialista para recabar su apoyo en la defensa de un subsector estratégico para nuestro país

 

190719 ABB MadridLa reunión de la mesa negociadora del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de ABB, que afecta inicialmente a 59 trabajadores (49 en Córdoba y 10 en Vizcaya) ha terminado esta madrugada sin acuerdo, después de que la multinacional rechazara las propuestas presentadas por UGT FICA para evitar el cierre de la línea de interruptores de la planta de Córdoba y la salida traumática de trabajadores a través de medidas alternativas como bajas incentivadas (ampliando el plazo hasta finales de junio del próximo año) y planes de prejubilaciones y de recolocaciones.

No obstante, ambas partes han acordado ampliar el plazo de negociación del ERE a la semana próxima y, a solicitud de UGT FICA, que ha realizado los trámites pertinentes, recabar la mediación de la Dirección General de Trabajo al objeto de acercar posturas que faciliten la resolución del conflicto que, para UGT FICA pasa, de forma irrenunciable, por mantener la línea de interruptores de Córdoba y por el rechazo a medidas traumáticas para los trabajadores afectados por el ERE. La mediación de la DGT podría llevarse a cabo el martes o miércoles de la próxima semana.

Paralelamente, UGT FICA ha realizado también gestiones con el Ministerio de Industria y el grupo parlamentario socialista para mantener una reuniones en las que informar de la situación de los trabajadores de ABB y recabar su mediación y apoyo en la defensa de los derechos de los trabajadores afectados ya que, a juicio de la Federación, se trata de un subsector estratégico para nuestro país. 

UGT FICA insiste en que el ERE presentado es una medida injusta sin causa justificada, que no obedece a un problema de las plantas afectadas sino a una operación global dirigida a reestructurar transformadores, deslocalizando y vendiendo esta actividad.

Por otro lado, el encierro que mantiene parte de la plantilla de ABB en la fábrica de Córdoba se va a prolongar en el tiempo en tanto en cuanto no se alcance una solución definitiva y acordada entre las partes.